Contra la modificación del PGOU para eximir de plantar árboles

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones contra la propuesta de “Modificación Puntual de los artículos 7.2.4.1.c.4 y 8.2.9.1 de la Ordenanza del PGOU en cuanto a la presencia y cuantía del arbolado”, que está tramitando el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento consistente en eliminar la obligación de plantar un árbol por cada 50 m2 construidos en la vía pública frente a la nueva edificación, como condición necesaria para adquirir la condición de solar y poder aprobarse la licencia de obras.

Ecologistas en Acción lamenta que de nuevo se proponga una modificación del PGOU no en función del interés general, sino para reducir las obligaciones de los constructores y la posibilidad de mejorar la ciudad ampliando su arbolado. Sería deseable tanta prestancia para revisar/modificar el PGOU del PP para reducir las previsiones sobredimensionadas de crecimientos urbanísticos, proteger las zonas forestales y espacios de alto valor ecológico, mejorar los equipamiento ó acelerar los desarrollos de los SGEL que en muchos casos presentan una deplorable imagen… lo que nunca se hace.

Esta modificación la consideramos ilegal y lesiva para la ciudad por las siguientes razones:

· La Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) determina, con carácter obligatorio, que cualquier modificación de un PGOU debe perseguir la mejora de la ordenación original vigente. Es posible modificar el PGOU, pero siempre para mejorarlo. Si no se demuestra, como es el caso, que existe esa mejora sobre el PGOU vigente, no se puede aprobar la modificación.

· Las normas que se pretenden modificar/eliminar no pueden entenderse como un gravamen a los constructores, sino como una contribución de la mejora de una ciudad que se ha visto afectada en estas dos últimas décadas por un proceso de eliminación de arbolado generalizado, debido a las políticas arboricidas del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, con la gestión de IP, del PP y, ahora, de IU.

· La modificación del PGOU no se ha sometido al preceptivo procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) que estipula la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo, la Ley Estatal 21/2013 de Evaluación Ambiental, y la Ley Autonómica 3/2015 de Medidas en Materia de Gestión Integrada de Calidad Ambiental, al afectar a la ordenación estructural del PGOU, por lo que todo el expediente es nulo de pleno derecho.

· La modificación se pretende justificar por la imposibilidad de plantar árboles en todas las calles de la ciudad, por la estrechez de las aceras y por estar ya urbanizadas. Pura falacia. En El Puerto hay numerosas calles, plazas, jardines y parques público deforestados, con cientos de alcorques vacíos, lo que permite y obliga a realizar una importante labor reforestadora en base a la normativa que se pretende derogar, que fue introducida precisamente para compensar esa pérdida, y que nunca se puso en cuestión en los distintos procesos de información pública, ni en las cuatro ocasiones que fue aprobada por el Pleno, ni en ningún informe técnico y jurídico en que se basó la aprobación del PGOU. Hay que destacar que el mimo Equipo de Gobierno que no ha plantado un solo árbol en la ciudad, pretenda ahora eliminar la obligación de hacerlo en los viales públicos donde se soliciten nuevas construcciones.

· Esta modificación es innecesaria porque el mismo PGOU contempla todas las casuísticas. Así, cuando no sea posible la plantación de arbolado en la misma calle de la construcción solicitada, la normativa permite que subsidiariamente la realice el Área de Medio Ambiente en la época adecuada y en otros espacios públicos con cargo al promotor. El problema surgió cuando el PP pretendió privatizar esta gestión de plantación subsidiaria a favor de Urbaser, con unos precios por árbol disparatados.

· Particularmente rechazable es la propuesta de eliminar esta obligación de dotación mínima de arbolado en los suelos urbanos no consolidados, que afectará sobre todo a las urbanizaciones ilegales (ARG), en una nueva cesión a las asociaciones de propietarios de estas urbanizaciones ilegales para abaratar el coste de urbanización, empeorando la calidad de las mismas.

· Además, la competencia para la aprobación definitiva de esta modificación del PGOU no corresponde al Ayuntamiento, sino a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAyOT) de la Junta de Andalucía.

Es muy lamentable que un problema de gestión, la plantación de arbolado adecuado en los viales del casco urbano, se pretenda solucionar eliminando la obligación de hacerlo; y lo es más si se tiene en cuenta que el actual Equipo de Gobierno se ha negado a tramitar las medidas que propuso la Comisión de Estudio de Arbolado Urbano, entre ellas una nueva Ordenanza de Zonas Vedes en la que se especificara la forma de plantación de árboles en las vías públicas para que recuperemos nuestra paisaje urbano arbolado sin afectar a las viviendas, pavimentos o infraestructuras. Estas propuestas siguen en el cajón del concejal de Medio Ambiente.

Ecologistas en Acción ha solicitado que, además de que se desestime esta modificación del PGOU, se aproveche la actual normativa del PGOU para recuperar el arbolado urbano en nuestros espacios públicos, que, además, puede constituir un marco adecuado para implicar a la población en la protección, defensa y recuperación del arbolado en nuestras calles, plazas y parques públicos. Para ello, hemos propuesto la constitución de un fondo público con las aportaciones de los promotores para la ejecución subsidiaria del Ayuntamiento de las plantaciones de arbolado, que financie campañas de participación ciudadana de plantación de arbolado en espacios públicos, implicando a los ciudadanos para hacer “más suya” la ciudad.




Visitantes conectados: 758