Pesca ilegal de atún en la Bahía de Algeciras

Ecologistas denuncian la pesca ilegal de atún en la Bahía de Algeciras, mientras las embarcaciones de vigilancia de la Junta de Andalucía están atracadas en el puerto del Saladillo.

Los pescadores ilegales mandan en la Bahía de Algeciras.

Verdemar-Ecologistas en Acción no se sorprende de la actual situación que se viene produciendo en la Bahía de Algeciras en lo que se refiere a la pesca ilegal de Atún rojo.

Esta actividad ha sido denunciada en numerosas ocasiones a través de los medios de comunicación y a las administraciones correspondientes. En estos días, en la pesca del Atún rojo mandan los “pescadores” que sistemáticamente salen y entran a la Bahía como les place. La pesca fuera de veda, la captura de inmaduros, las cada vez más molestias que sufren los delfines, las graves heridas que les producen…la propia ilegalidad al acercarse de manera temeraria a las manadas de delfines… La Bahía es de los “pescadores” que solo ven dinero en forma de atún. Desde hace tres años se lleva produciendo un atentado contra el medio ambiente marino mediante artes que se utilizan fuera del periodo de capturas. La Ley exige retirar las artes de pesca como sedales y anzuelos en presencia de cetáceos, en la Bahía de Algeciras se hace totalmente lo contrario. Se comete la ilegalidad de perseguir a los grupos de delfines para localizar los bancos de atunes. Saltándose a la torera la legislación que regula la aproximación a los delfines. Embarcaciones privadas, de “pesca” y de empresas destinadas al avistamiento incumplen una y otra vez la legislación. Estas embarcaciones de recreo irrumpen en los grupos para lanzar sus cebos artificiales o popers en conjunción con hilos de fibra trenzada como las usadas en la pesca de río, que son capaces de cortar troncos. Los tirones de los “pescadores” crean un chapoteo que atraen a los atunes a las embarcaciones y los hilos y los anzuelos suponen para los cetáceos graves heridas, ya que estas fibras se convierten en afilados cuchillos para los apéndices de los delfines.

La Bahía de Algeciras tiene entre otros datos significativos un fondo de unos 10 km, una anchura mínima de 8 km, una superficie de 7.500 hectáreas y profundidades de hasta 400 metros. Podemos decir que la bahía es un “buche” marítimo, un buche que sabemos está vigilado, todos sabemos la idiosincrasia del Estrecho de Gibraltar. Y si está tan vigilada la bahía, por qué pasa desapercibida la pesca ilegal y se permite que las embarcaciones se acerquen sin escrúpulos a los delfines. ¿A los “pescadores” nadie les vigila?.

La presencia continuada de embarcaciones oficiales no supondría un alto coste y si un gran beneficio para las maltratadas poblaciones de delfines y atunes, además de otros problemas ambientales marinos que se verían también minimizados. Recordar que parte de la Bahía de Algeciras está considerada como Zona de Interés Especial. Por lo que este reconocimiento se debería ver respaldado por una vigilancia a conciencia para mantener nuestro rico patrimonio marino.

Siempre hemos solicitado atención a este grave problema, uno más, que se viene dando en nuestra sufrida bahía. Y lo hemos hecho también solicitando más personal humano y material, ya no solo para la atención a estas ilegalidades consentidas, sino, también para otros problemas ambientales de todos conocidos.

Verdemar-Ecologistas en Acción ha tenido conocimiento de la presencia en el la dársena de El Saladillo, en Algeciras, de dos embarcaciones. Una de la Consejería de Pesca y Agricultura y otra de la Consejería de Medio Ambiente, es decir, de la Junta de Andalucía. Estas embarcaciones no las hemos visto casi nunca realizando actividades que les corresponden. Es decir, vigilando y haciendo cumplir la ley que protege especies tan amenazadas como el propio atún rojo, el delfín común, etc.

Verdemar-Ecologistas en Acción se pregunta: ¿qué hacen esas embarcaciones en el puerto de Algeciras atracadas?. ¿Falta de personal, vacaciones de los mismos, falta de combustible? En el primer caso sería un caso de “cuadrantes” del personal asignado a las embarcaciones, que no se cubren, por lo que se dejan de prestar servicios necesarios en la bahía. Y en lo referente a la falta de combustible, una buena solución sería la de desviar el combustible de los choches oficiales a las embarcaciones mencionadas, por lo que su uso sería más rentable y factible. Todas las ilegalidades deben ser perseguidas.

Verdemar-Ecologistas en Acción enviará un escrito a las Consejerías correspondientes para preguntar por el estado y uso de las embarcaciones en la dársena de El Saladillo de Algeciras.

Se están preparando también varios escritos a distintos organismos vinculados a la pesca y conservación de atunes y cetáceos. Hemos comprobado que las autoridades más cercanas no hacen prácticamente nada en la mar.