El director del Parque Nacional de Guadarrama declara como imputado

Un juzgado de Torrelaguna ha citado a declarar al director del Parque Nacional de Guadarrama, en calidad de investigado (antiguo imputado) por un presunto delito de prevaricación. Se le investiga por su relación en la eliminación de vegetación protegida en una finca de Torrelaguna. Los hechos fueron denunciados por la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), que colabora con Ecologistas en Acción. Ambas organizaciones muestran su preocupación por la conflictiva trayectoria profesional del investigado y dudan de su idoneidad como director del Parque Nacional

El viernes 16 de septiembre, el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Torrelaguna ha citado a declarar como investigado a Pablo Sanjuanbenito García, actual codirector madrileño del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Sanjuanbenito fue Jefe de Área de Desarrollo del Plan Forestal de la Comunidad de Madrid, desde 2006 a 2014. De él dependía la gestión forestal de la región.

En diciembre de 2006 y en noviembre de 2009, ARBA denunció ante el Juzgado de Torrelaguna la construcción de un complejo residencial y de ocio cinegético (tres salones, siete dormitorios biblioteca, pabellón de caza y piscina) y la tala de arbolado protegido y desbroce de matorral en la finca Dehesa Vieja de Torrelaguna. Por su alto valor botánico, esta finca está declarada desde 1995 monte preservado por la Ley Forestal de la Comunidad de Madrid. Alberga uno de los escasos bosques de alcornoque de la región, además de otras especies protegidas como el quejigo y la encina.

Entre 2006 y 2007, la propietaria de la finca, la empresa Merinin S.L., llegó a eliminar hasta el 60% de fracción de cabida cubierta (espesura del monte) de la finca, que tiene una superficie de 173 hectáreas. Se cortaron alcornoques, quejigos y encinas. Así lo acreditan varios informes del Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid. Esta corta fue autorizada por el Jefe del Área de Desarrollo del Plan Forestal. Previamente había concedido dos subvenciones para estos trabajos por un valor total de 47.959 euros. Todo ello, sin que la finca Dehesa Vieja contara con el preceptivo proyecto de ordenación, al tener una superficie mayor de 100 hectáreas, como establece el artículo 2 del Decreto 111/1988, de 27 de octubre, por el que se regulan las cortas en los montes de propiedad privada de la Comunidad de Madrid. Por ello, Pablo Sanjuanbenito podría haber incurrido en un delito de prevaricación.

La lentitud del Juzgado Nº 1 de Torrelaguna en la tramitación del procedimiento penal ha propiciado la prescripción y el archivo de las denuncias contra el propietario de la finca y el arquitecto por presuntos delitos contra la ordenación del territorio, por la construcción del complejo residencial-cinegético y por desobediencia al no haber cumplido con la orden de paralización de los agentes forestales. No obstante, se mantiene la investigación por presunta prevaricación del actual codirector del Parque Nacional de Guadarrama.

ARBA y Ecologistas en Acción muestran su satisfacción porque el juzgado de Torrelaguna inicie el proceso contra Sanjuanbenito, a pesar del tiempo transcurrido desde 2009, cuando se presentó la denuncia. Además consideran que, por la trayectoria profesional del investigado, la Consejería de Medio Ambiente debería replantearse si es la persona adecuada para gestionar el Parque Nacional.

No es la primera vez que Sanjuanbenito tiene que declarar como imputado. Lo hizo en 2009 por haber permitido las obras de transformación de un refugio de montaña en hotel de cuatro estrellas en un monte público del valle de la Fuenfría, en Cercedilla. Todo ello a pesar de las denuncias y ordenes de paralización de los agentes forestales. Ante la pasividad de Sanjuanbenito, Ecologistas en Acción denunció los hechos y un juzgado de Collado Villalba ordenó la paralización de las obras.

En 2006, la inmobiliaria Hercesa Golf Valdeláguila S.L. amplió el campo de golf de Villalvilla, arrasando un monte preservado poblado de encinas, robles y quejigos. Los hechos fueron denunciados por Ecologistas en Acción. Pablo Sanjuanbenito, en 2012, emitió informe favorable para modificar los límites del monte preservado, excluyendo los terrenos forestales ocupados por el campo de golf y permutándolos por otros que cedía la empresa. Este informe fue clave para que el juzgado de Alcalá de Henares que tramitada el procedimiento penal exculpara a los responsables de la inmobiliaria Hercesa.

Entre 2010 y 2012, Sanjuanbenito también informó favorablemente el cambio de uso del albergue Club Alpino Guadarrama –situado en monte público, en el puerto de Navacerrada– a hotel de cuatro estrellas. Ecologistas en Acción recurrió el proceso y denunció públicamente los hechos. Actualmente el expediente está paralizado, aunque el proyecto llegó a adjudicarse a la empresa Innergia S.L.

Más recientemente, en 2014 y siendo codirector del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Pablo Sanjuanbenito informó favorablemente de la concesión a la empresa privada Ednya S.L. de una parcela de monte público y casas forestales en La Pedriza. La concesión incurrió en importantes irregularidades y se permitía el desarrollo de actividades no autorizables. Ecologistas en Acción denunció los hechos ante la Dirección General del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, quien ha reconocido la existencia de deficiencias, pero de momento no ha resuelto la denuncia.




Visitantes conectados: 631