Exigen la erradicación de las plantas invasoras en el paraje de los acantilados de Maro

El Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, incluyendo su entorno agrícola y urbanístico, se ha ido convirtiendo en un reservorio perfecto para la flora invasora del litoral mediterráneo andaluz, lo cual no sólo es preocupante por el hecho de que puede estar creando problemas a los ecosistemas autóctonos de este paraje, algunos de ellos únicos.

JPEG - 48.3 KB
Rabo de gato (Pennisetum setaceum)

Gena-Ecologistas en Acción de la Axarquía ha remitido a la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Málaga un escrito con informe adjunto, en el que da cuenta de los resultados de un estudio realizado por esta asociación sobre la flora alóctona e invasora en el Parque Natural de Tejeda y Almijara y en el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, dentro de un estudio amplio sobre la Historia Natural de estos espacios protegidos.

Para la realización de este estudio se ha partido de las citas o referencias del catálogo andaluz de plantas invasoras elaborado por por Dana et al. (2005) por encargo de la Junta de Andalucía, complementado por otro catálogo elaborado por Sanz et al. (2004) por encargo del Ministerio de Medio Ambiente, a nivel de todo el territorio español, citas comprobadas por miembros de esa asociación en los mencionados espacios naturales.

De este modo se constata que en la Axarquía se ha registrado un total de 51 especies alóctonas con carácter invasor. El problema se agrava por el hecho de que se da la circunstancias de que 50 de las 51 especies inventariadas, es decir, el 98% de todas las especies, se han citado en uno o dos de los espacios naturales protegidos de la Axarquía: el Parque Natural de Tejeda y Almijara (donde han señalado 19 especies) y el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo (donde se han señalado 48 especies). De este modo, se advierte, con preocupación, que el 94% de las especies invasoras de la Axarquía se encuentran en un espacio natural tan emblemático como el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo

Se demuestra así que el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, incluyendo su entorno agrícola y urbanístico, se ha ido convirtiendo en un reservorio perfecto para la flora invasora del litoral mediterráneo andaluz, lo cual no sólo es preocupante por el hecho de que puede estar creando problemas a los ecosistemas autóctonos de este paraje, algunos de ellos únicos, sino porque es un auténtico contrasentido que, siendo una de las funciones del Paraje Natural de los Acantilados de Maro, el de preservar los ecosistemas y la biodiversidad autóctonas, haya adquirido una función diametralmente opuesta como reservorio de plantas invasoras y potencialmente dañinas para otros ecosistemas autóctonos, no sólo los del propio Paraje Natural, sino también para el inmediato Parque Natural de Tejeda y Almijara.

Las causas por las cuales el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo se ha convertido en un reservorio perfecto de plantas invasoras son diversas. Por una parte este paraje presenta unas condiciones ambientales propicias, al imitar un ambiente subtropical (cálido y húmedo, sin heladas ni oscilaciones térmicas) de los lugares de origen de donde vienen estas plantas. Por otra parte, el paraje tiene áreas degradadas colonizables por plantas invasoras que tienen mayor capacidad adaptativa (valencia ecológica) y además está situado en las proximidades de fuentes muy potentes de plantas invasoras: los campos de cultivo irrigados de la zona de Maro-Río de la Miel, y las numerosas áreas ajardinadas de viviendas unipersonales y urbanizaciones que colindan con el Paraje Natural, donde se cultiva, sin ningún control, todo tipo de plantas exóticas con fines puramente ornamentales. Lo lamentable de esta cuestión es que este área ha demostrado ser un auténtico hot spot de biodiversidad autóctona, el más importante de toda la región circundante, posiblemente por las mismas razones ambientales que están propiciando también la colonización de plantas invasoras.

Es por ello que Gena-Ecologistas en Acción solicita que dicha administración competente en esta problemática, tome nota de este estudio y adopte las medidas preventivas y de erradicación, pertinentes, tal como se recomienda en la Estrategia de Lucha contra Plantas Invasoras de la propia Consejería de Medio Ambiente, como trasposición del Decreto Real 630/2013 sobre Plantas Invasoras en España y el cumplimiento del objetivo prioritario nº 2 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Paraje Natural de Maro-Cerro Gordo, recordando que esta problemática, es fácilmente solucionable a nivel local, pero llega a ser imposible si estas plantas invasoras se extienden por toda la región, produciendo daños ecológicos y económicos indeseables.




Visitantes conectados: 393