Una dura batalla legal que ya dura más de 7 años

La denuncia interpuesta por Ecologistas en Acción de La Rioja ante la Fiscalía de La Rioja en Septiembre de 2009, y posteriormente trasladada al juzgado de instrucción nº 2 de Calahorra por la propia fiscalía en Enero de 2010, supuso la apertura de diligencias previas que investigaron la presunta comisión de un delito contra el medio ambiente por el que se imputó a D. José Miguel Lázaro, el gerente de la empresa Lázaro Conextrán, por la destrucción en octubre de 2007 de 4,5 hectáreas de bosque natural de ribera junto al Parque del Cidacos.

Por los mismos hechos, y a petición tanto de Ecologistas en Acción como de la Fiscalía, el juzgado investigó la posible comisión de un delito de prevaricación administrativa por el alcalde de Calahorra (Javier Pagola) al no sancionar conforme a la ley a la empresa responsable de una infracción contra el planeamiento urbanístico calificada como muy grave por la legislación (LOTUR).

Este largo proceso judicial impulsado por Ecologistas en Acción, fue en todo momento obstaculizado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Calahorra, más preocupados en no sancionar a sus amigos que en hacer cumplir la ley.

El 3 de noviembre de 2011 los juzgados de Calahorra dictaron un auto de sobreseimiento provisional de la causa, contra el cual se presentó Recurso de Reforma el 28 de diciembre de 2011, que fue nuevamente desestimado y que dio lugar a El 30 de diciembre de 2012, a la presentación de un Recurso de Apelación ante la Audiencia Provincial, que fue nuevamente desestimado en fecha de 28 de mayo de 2012.

Una vez finalizado ese procedimiento judicial que durante años paralizó los plazos para que los presuntos delitos o faltas caducasen, Ecologistas en Acción presentó una denuncia ante la Comunidad Autónoma de la Rioja (Dirección General de Vivienda) reclamando la actuación subrogada a que hace referencia la LOTUR, ya que el Ayuntamiento de Calahorra se negaba de plano a sancionar la infracción cometida.

Fruto de la misma, la Dirección General de Vivienda del Gobierno de La Rioja obligó al Ayuntamiento del PP a abrir un expediente sancionador, para cuya instrucción se nombró a Luis Martínez Portillo, lo cual suponía la garantía máxima de manipulación del resultado de dicho expediente, pues era precisamente el Sr. Portillo el principal valedor de los infractores y un férreo defensor de la tesis de que el bosque destruido no estaba legalmente protegido.

El expediente fue troquelado al gusto del Partido Popular y se decidió cerrar sin sanción de forma absolutamente ilegal, ya que dicha decisión la tenía que haber adoptado el Pleno, y lo hizo directamente el alcalde.

Ante esta nueva maniobra ilegal del Partido Popular (como se ha demostrado con esta sentencia), se creó una plataforma para la acción judicial entre Ecologistas en Acción, la Plataforma Vecinal “Salvemos el Parque”, el Grupo Municipal del Partido Socialista y el Grupo Municipal del Partido Riojano y se inició un proceso Judicial mediante la presentación de un Contencioso administrativo contra la resolución del Ayuntamiento de Calahorra de cerrar el expediente sin sanción y adoptar fraudulentamente la decisión por la alcaldía.

Este proceso judicial ha concluido con una sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, ante la cual no cabe recurso, y que da la razón a los cuatro colectivos, y declara nulo el cierre del expediente sin sanción por parte del alcalde de Calahorra, por lo que nuevamente se tendrá que reabrir el caso.

Esperamos una sanción ejemplar a los responsables de la destrucción ilegal de un bosque natural de ribera (de 4,5 hectáreas de superficie) en el Sector Cidacos perpetrada en octubre de 2007. Un bosque que estaba protegido por el propio proyecto de urbanización del sector.

Tras esta sentencia a favor de los cuatro colectivos, exigimos el inmediato acatamiento de la misma por el Partido Popular, la reapertura del expediente sancionador , una sanción conforme a la ley, así como la restitución del bosque arrasado por cuenta de los responsablesde su destrucción.

Soto del Cidacos en 2007
Soto del Cidacos en 2009