Suspendidas las roturaciones en el monte de Sigueruelo

A instancias de Ecologistas en Acción de Segovia, la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León ha resuelto paralizar la ejecución de las obras emprendidas en los montes de Sigueruelo y que provocaron la destrucción de varias hectáreas de vegetación natural en las cumbres de la Sierra de Guadarrama.

A través de una resolución fechada el 21 de septiembre y tras la solicitud realizada por Ecologistas en Acción de Segovia, el Director General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, ha suspendido cautelarmente la ejecución de las obras de reforestación del monte de Sigueruelo.

A primeros de septiembre, los vecinos del municipio segoviano de Sigueruelo se pusieron en contacto con Ecologistas en Acción para solicitar ayuda para impedir la destrucción de una amplia franja de terreno que se extiende desde la cañada real Soriana Occidental hasta la misma cumbre y que, en su día, no fue sometida a las “repoblaciones forestales” al uso.

Los propietarios de la finca, utilizando ayudas públicas a la reforestación, habían iniciado la destrucción sistemática de la vegetación natural, que estaba siendo roturada con maquinaria pesada para realizar una plantación de pinos.
La zona, ubicada en pleno Parque Natural de la Sierra de Guadarrama, había recuperado, de forma natural, un rico tapiz vegetal, incluyendo pinos silvestres, robles melojos, sabinas albares y acebos, densos matorrales de brezo y enebro rastrero y, en las zonas más elevadas, los característicos piornales serranos.
Además del sinsentido de destruir la vegetación natural con fondos públicos para sustituirla por una plantación forestal de escaso valor económico y ambiental, la actuación prevista por los propietarios pondría en riesgo el abastecimiento de agua de Sigueruelo, cuyas fuentes se localizan precisamente en el terreno afectado. Hay que recordar que los pueblos vecinos de Siguero y Casla vieron muy mermados sus recursos hídricos cuando, a mediados del siglo pasado, se realizaron en sus montes plantaciones similares a la ahora paralizada.

Ecologistas en Acción de Segovia ha argumentado, desde un primer momento, que la intervención prevista en Sigueruelo requería de un estudio de impacto ambiental, del que carecía, motivo por el cual ha realizado diversas gestiones ante las autoridades para lograr la paralización de las obras.

Ecologistas en Acción se felicita porque, finalmente, el responsable del Medio Natural de Castilla y León haya paralizado esta inaceptable intervención en un oasis de biodiversidad, lamentando la destrucción ya realizada en un paisaje valioso y protegido.

Hay que considerar que el caso planteado en el Monte de Sigueruelo podría repetirse en otros terrenos cuya vegetación se ha regenerado de forma natural en las laderas altas y las cumbres de la Sierra, por lo que hacemos un llamamiento a la dirección del Parque Natural para que adopte las medidas necesarias para que este tipo de hechos no se repitan. Es un sinsentido que los fondos públicos que deben garantizar la sostenibilidad y el buen estado de nuestros montes sean utilizados para destruirlos y sólo una adecuada evaluación ambiental de los proyectos previa a su autorización puede garantizar que los fondos públicos sean empleados con criterios de sostenibilidad.

Ecologistas en Acción de Segovia y los vecinos de Sigueruelo han puesto de manifiesto ante la Administración regional la necesidad de asegurar la protección del territorio, incluso ante iniciativas presuntamente ambientales, para que los municipios serranos puedan conservar los recursos básicos – agua, suelo fértil, biodiversidad, paisaje – en los que se basa su bienestar y su futuro.


octubre de 2017 :

Nada para este mes

septiembre de 2017 | noviembre de 2017