Los propios vecinos organizan una limpieza simbólica

Vecinos de la zona de Pino alto y Los Montañeses, organizan una limpieza simbólica como protesta, para reclamar al Ayuntamiento de Sanlúcar que se haga más labores de limpieza por esta zona donde reside varios centenares de ciudadanos.

De nuevo una iniciativa que parte de los propios vecinos muy preocupados por el estado de abandono que se encuentra muchas zonas públicas, en este caso, el que se encuentra junto al Parque de los Montañeses.

Conviene recordar que son varias las limpiezas que con el paso del tiempo se ha llevado a cabo aquí en la misma zona, donde en su día, allá por el 2000, desde los propios vecinos residentes en la periferia, junto con Ecologistas en Acción, reclamaran de que esta zona se restaurara como mirador y se ampliara al Parque de los Montañeses, como parque infantil. La zona en cuestión es un lugar privilegiado, para contemplar la desembocadura del río Guadalquivir, el Parque Nacional de Doñana e incluso las Salinas de Bonanza. La historia así lo deja recogido, donde el rey Alfonso XII durante su estancia por Sanlúcar, da cuenta de su visita por el lugar.

En cambio, desde hace años se encuentra en total abandono incluso en ediciones anteriores, debido a las altas temperaturas han aparecido episodios de conatos de incendio, donde toda la vegetación ha sido pasto del fuego con el peligro que conlleva hacia los vecinos colindantes.

Por tal motivo, desde este grupo de vecinos que han hecho posible esta limpieza simbólica con el apoyo de Ecologistas en Acción, solicita al Ayuntamiento la regeneración de este solar, que pudiera ser una importante zona verde par el disfrute de todos los sanluqueños. Pero lo primero, lo que tiene más carácter de urgencia es una limpieza exhaustiva de todo su entorno, eliminado todo tipo de residuos, por supuesto con mano de obra y herramientas adecuadas. De ninguna manera, queremos la utilización de maquinaria pesada, por considerar que esta zona es hábitat de reproducción del Camaleón común, especie amenazada.

La acción de protesta ha contado con un buen nutrido grupo de ciudadanos, ataviados de guantes y sacos de basura, durante más de 3 horas de trabajo, recogieron varios kilos de residuos entre los que destacan colchones, sillas de oficina, cristales, materiales de construcción, residuos agrícolas, …

Una vez terminada las labores de limpieza por cuadrillas de trabajadores, el propio Ayuntamiento de Sanlúcar, tiene la obligación de colocar varios carteles prohibiendo el arrojo de basura informando de duras multas, en caso de que se incumplan las ordenanzas municipales.

Desde Ecologistas en Acción, aplaudimos estas iniciativas que sirven para concienciar a todo tipo de públicos, tanto mayores como pequeños, y de esta forma poder disfrutar de una ciudad más saludable y con mayor numero de espacios públicos en aptas condiciones.