La ruta eco-turística de Don Quijote incluye golf y casino

CIUDAD REAL.- Ecologistas en Acción de Ciudad Real critica la inclusión del complejo privado de ocio “Reino de Don Quijote” en la Ruta del Quijote, por considerar que este proyecto no responde a lo que se entiende por una ruta “eco-turística”.

La creación por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de una ruta de estas características, aprovechando caminos vecinales y vías pecuarias, es, sin duda, una buena iniciativa, pues sólo dotando de un uso adecuado a dichos caminos y vías pecuarias, se los podrá proteger de la usurpación por parte de los propietarios de las fincas rústicas por las cuales discurren. Por otro lado, al margen de las lógicas polémicas que el diseño de la Ruta pueda traer consigo, y de cómo ésta se ponga en práctica, este proyecto puede constituir un buen elemento para potenciar un turismo menos agresivo y más respetuoso con el entorno durante el año de cuarto Centenario del Quijote.

Sin embargo, la inclusión de un complejo de ocio como el «Reino de Don Quijote» tan impactante en el entorno natural y tan alejado, no sólo de lo ecológico, sino incluso de lo que se refiere al Quijote, -del que sólo toma el nombre-, delata poca claridad de ideas a la hora de establecer los criterios por los que debe conducirse este proyecto. No se entiende que a visitantes venidos de todos los puntos de la geografía española para recorrer, suponemos que fundamentalmente en bicicleta, esta ruta, se les encamine a un complejo turístico privado, compuesto por campos de golf, urbanizaciones de lujo o casinos de juego.

Por todo ello, Ecologistas en Acción considera que la Junta de Comunidades debería replantearse esta cuestión y sacar este punto de la Ruta del Quijote.