Admiten errores, pero se reafirman en lo importante

Ante el escrito remitido por la Fiscalía de Castilla-La Mancha en relación a las quejas que Ecologistas en Acción de Talavera de la Reina había trasladado a la Asociación Profesional Independiente de Fiscales por determinadas situaciones que se habían dado en la tramitación de tres casos en los que se investigaban tres delitos ambientales y urbanísticos en la comarca de Talavera de la Reina, la asociación admite haber cometido errores de enfoque e interpretación que, a último, han dado lugar a las conclusiones del Fiscal, que acepta y respeta.

No obstante, Ecologistas en Acción de Talavera de la Reina recuerda que lo que transmitió inicialmente en relación a los posibles conflictos de intereses y mala praxis con que algunos jueces y fiscales presuntamente intervinieron en los casos fue una queja a la APIF y no una demanda directa ante la Fiscalía.

Sólo el devenir de los acontecimientos hizo que dicha queja terminara en manos de la Fiscalía de Castilla-La Mancha y que esta la valorara. Pero lo ha hecho, como es su obligación, dentro de sus competencias desde el punto de vista de si se han cometido delitos o no por las personas intervinientes, y entiende que no.

No obstante, ya refiere en su escrito una serie de situaciones que refrenda que en la comarca de Talavera de la Reina se están dando situaciones que no son normales. Y que, a juicio de Ecologistas en Acción, están entorpeciendo la tramitación y la resolución de casos muy graves que afectan al medio ambiente y al urbanismo en la ciudad y en la comarca.

Sin menoscabo de que la asociación se mantendrá muy vigilante de que los jueces y fiscales actúen debidamente en los casos que denuncia, la asociación en todo caso se reafirma en que los motivos de sus quejas y denuncias en lo fundamental están más que justificados. Esto es, la mansión que se construyó el Sr. Serra en Navalcán nuca se debió permitir y fue objeto de un expediente administrativo irregular, el chalet de que dispone el Fiscal de Talavera en Pepino está en zona de policía de aguas y fue ejecutado sin permiso de la Confederación Hidrográfica del Tajo y en Palomarejos Golf no se han realizado las cesiones de suelo obligatorias al municipio.

Por último se recuerda que los dos últimos casos (chalet en Pepino y Palomarejos Golf) siguen judicializados en los Tribunales de Talavera de la Reina y que a pesar de su dificultad se hará todo lo posible para reabrir el primero (mansión en Navalcán).