El fracking sigue amenazando la Región de Murcia

Ecologistas en Acción denuncia el avance del fracking en la región de Murcia a pesar del amplio rechazo social y político que ha generado esta técnica desde que se realizasen las primeras concesiones de permisos de prospección de hidrocarburos que afectaban a la región.

Y es que Oil & Gas CAPITAL [1], explican, ha solicitado al Ministerio de Industria el inicio de una campaña de prospección sísmica dentro del permiso de investigación de hidrocarburos denominado "Leo", que afecta principalmente al municipio de Cieza.

Permisos Fracking Región de Murcia

Unos trabajos que está previsto se realicen durante el primer semestre de 2017, y a los que seguiría, si los resultados son positivos para la empresa, la primera perforación. Un primer pozo que se realizaría entre 2017 y 2018, según el Plan de Labores presentado por Oil & Gas CAPITAL.

Oil & Gas CAPITAL es titular de otro permiso de prospección de hidrocarburos (Escorpio) situado entre los municipios de Cehegín, Moratalla y Calasparra, y tiene solicitado un tercer permiso (Acuario), también en la comarca del Noroeste. La empresa no ha escondido nunca su intención de utilizar el fracking, o fractura hidráulica, para la extracción de gas no convencional.

La fractura hidráulica (fracking), ha provocado un amplio rechazo en nuestra región. Numerosas organizaciones sociales, partidos políticos, y la totalidad de los ayuntamientos de las comarcas afectadas, vienen pidiendo la suspensión de los permisos de prospección que se extienden por el norte y noroeste de la Región de Murcia. Un rechazo al que también se sumó, en octubre de 2015, la Asamblea Regional declarando la región de Murcia libre de fracking [2].

Ecologistas en Acción recuerda que la fractura hidráulica es una técnica muy agresiva, y que su desarrollo supone asumir graves riesgos para la salud y el medio ambiente tanto en las zonas directamente afectadas, como para el conjunto de la cuenca del Segura. Entre las amenazas más importantes destaca la contaminación de los acuíferos y aguas superficiales y el incremento en el número de terremotos.

El peligro de contaminación química de las aguas de la cuenca del Segura es, sin duda, uno de los más relevantes. Y en el caso de "Leo", alertan, el área de prospección se sitúa sobre el acuífero del Sinclinal de Calasparra, una de las reservas de agua más importante de la cuenca del Segura, y cuya potencial contaminación química tendría unas consecuencias ambientales, económicas y sociales difíciles de imaginar.

Por todo esto, desde Ecologistas en Acción insisten en que se debe frenar el avance del fracking en nuestra región, y reclama de la Asamblea Regional iniciativas legislativas para proteger la región de Murcia de la amenaza de la fractura hidráulica.

Para terminar, Ecologistas en Acción ha hecho un llamamiento a la empresa Oil & Gas CAPITAL para que desista de su empeño en aplicar fracking en la Región de Murcia y en la cuenca del Segura.