La Quinta necesita mantenimiento y conservación continuos

Ante el inminente comienzo de las obras de acondicionamiento del Parque de la Quinta, Ecologistas en Acción denuncia la falta de cuidados, conservación y mantenimiento en los parques de la ciudad y se opone a que para solucionar esta situación el Ayuntamiento plantee, de forma sistemática, la realización de intervenciones impactantes, caras y que muchas veces implican pérdida de biodiversidad.

El descuido por parte del Ayuntamiento ha tenido como resultado que Parque de la Quinta presenta un relevante estado de deterioro que es necesario solucionar. Las obras que se quieren ejecutar en la Quinta consisten básicamente en concentrar en un breve espacio de tiempo todo lo que no se ha hecho y tratar de enmendar el deterioro producido por la falta de mantenimiento: árboles y arbusto muertos o enfermos, sendas en mal estado y mobiliario urbano degradado.

Sin embargo, Ecologistas en Acción no comparte la forma en que se va a intervenir sobre la ordenación ecológica, estética y paisajística de este espacio urbano. El grupo ecologista demanda que no se eliminen los ejemplares adultos de castaños que se encuentran a lo largo de la carretera, ya que no presentan ningún problema de seguridad. No es comprensible que se les quiera dar el mismo tratamiento que a los chopos, que sí se encuentran en peor estado de salud, y cuya sustitución debería haber sido de forma paulatina para evitar el fuerte impacto que en la actualidad supondrá la eliminación de todos los ejemplares del parque.

La organización ecologista no comparte tampoco la necesidad de plantar más arbustos como prevé el proyecto, puesto que supondría caer de nuevo en el mismo error y mantener una alta densidad de matorral que dificulta las labores de mantenimiento, genera una sensación de inseguridad y reduce la transitabilidad, que es precisamente lo que se pretende evitar. Tampoco se entiende que, existiendo ya numerosos ejemplares de árboles adultos en este espacio, se pretenda plantar un número tan elevado de nuevos pies, como los numerosos ejemplares de alcornoques que el proyecto incluye.

Ecologistas en Acción denuncia también que la obra se adjudique a una empresa diferente a la que en la actualidad está realizando el mantenimiento de parques y jardines de la ciudad y cuyo contrato ha sido ampliado recientemente. Las labores de acondicionamiento deberían realizarse por la UTE Jardines de Burgos, que tiene capacidad suficiente para ejecutar este tipo de actuaciones. Además así se ampliaría el tiempo de trabajo al personal contratado como fijo discontinuo, mejorando las condiciones laborales de un empresa contratada por el Ayuntamiento. Los trabajos de mejora de firme que no pueda acometer la empresa de jardines podrían ser desarrollados por la cuadrilla de obras del propio ayuntamiento.