V Marcha Ganadera Vías Pecuarias de Abarán

Un certenar de personas se han unido este 26 de diciembre a la V edición de la Marcha Ganadera por las Vías Pecuarias de Abarán, organizada como viene siendo habitual por las asociaciones La Carrahila, Ecologistas en Acción y Caramucel. Los participantes se dieron cita a las 10 de la mañana en el Abrevadero de Las Pilas, situado en la entrada del Parque Municipal de Abarán, junto al río Segura y al paso de la Cañada Real de la Sierra del Oro. Desde este punto se ha iniciado el itinerario, dirigiéndose hacia la Colada de Cartagena y Corral de Lorenzo, donde se ha incorporado el ganado de José "El Pelado", proveniente de la Colada del Barranco de la Cuna. La Marcha a continuado por el Cordel de Charrara y Rambla de Benito, hasta llegar al Abrevadero y descansadero de Cueva Salmerón, en la confluencia con las Coladas de Patrax, Barranco de la Sabina y de Los Secos y Poza Frasco, ya en las inmediaciones de la Sierra del Oro, espacio ZEPA y Red Natura 2000. La marcha se ha detenido en algunos lugares donde los guías han comentado los aspectos más relevantes desde el punto de vista histórico - cultural y ambiental.

Con esta actividad las entidades organizadoras pretenden divulgar de forma práctica el uso y los valores patrimoniales de las vías pecuarias, pero también llamar la atención de la administración competente, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, para que adopte medidas de conservación y mejora de estos antiguos caminos ganaderos de uso público, sobre todo inicie los trámites para ir deslindando y amojonando progresivamente las vías pecuarias del término municipal y de todo el Valle de Ricote. En esta comarca existen un total de 30 vías pecuarias repartidas en 5 de sus municipios con proyectos de clasificación aprobados (Abarán, Blanca, Ojós, Ricote y Ulea), pero con un evidente estado de abandono, todavía queda uno sin clasificar (Archena), al igual que ocurre con el vecino término municipal de Cieza. No se realizan deslindes ni amojonamientos. A menudo se aprueban planes parciales que invaden superficie pública de vías pecuarias, se arreglan o se trazan carreteras y autovías ocupando e interfiriendo en el paso de algunas de ellas. Al igual que numerosas ocupaciones que impiden el paso en diferentes tramos.

Así mismo, solicitan a los gobiernos locales que conciban las vías pecuarias como suelo protegido que son, con prioridad para el tránsito ganadero, pero además como espacios que bien gestionados, pueden ser adecuados para el turismo ecológico y cultural, donde tengan lugar los Usos Complementarios con templados en la Ley 3/1995 de Vías Pecuarias. En este ámbito, estas asociaciones se comprometen a prestar su apoyo para el desarrollo de esta doble vertiente de los espacios naturales: patrimonio cultural y patrimonio turístico-económico.