Planta de lodos de depuradora en Santas Martas: otra estafa ambiental

Estando en información pública la solicitud de autorización ambiental del proyecto de instalación para gestionar 82.000 toneladas anuales de lodos de depuradora y otros bioresiduos, promovido por Agro Gestión Integral Sociedad Cooperativa en el municipio de Santas Martas, Ecologistas en Acción de León se ha dirigido al Ayuntamiento y a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente pidiendo la paralización del proyecto y el cese del vertido de lodos que, desde hace tres años, se viene haciendo sin control en terrenos del municipio de Santas Martas.

La autorización que se está tramitando puede perpetuar, a gran escala, una actividad que degrada el medio natural y pone en grave riesgo la salud y el bienestar de las poblaciones afectadas, principalmente por los siguientes motivos:

  • El proyecto tiene dimensiones gigantescas. Téngase en cuenta, por ejemplo, que toda la producción de lodos de depuradora de Castilla y León en 2012 fue de 65.000 t/año (según datos del Plan Estatal Marco de Residuos PEMAR) y en Santas Martas se podrían tratar una cantidad muy superior de estos residuos, cuya procedencia se desconoce, ya que sólo se identifican los lodos de la EDAR de León. La capacidad de tratamiento no debería exceder la producción local o comarcal en cumplimiento de los principios de proximidad y autosuficiencia a los que, por imperativo legal, debe someterse la gestión de cualquier tipo de residuos.
  • El compostaje de lodos de depuradora no debe realizarse al aire libre, como aquí se plantea, sino en el interior de naves industriales cerradas que eviten la dispersión de malos olores y sobre soleras impermeabilizadas que impidan la filtración de lixiviados al terreno y la posible contaminación de las aguas superficiales y subterráneas. Nos encontramos ante una nueva estafa ambiental (el proceso de compostaje que se describe es técnicamente incoherente) un nuevo proyecto especulativo con el que convertir el Sur de León en sumidero de residuos de otras comunidades y provincias, para beneficio de unos pocos.

Además, la tramitación incumple la a Ley estatal 16/2002 de control integrado de la contaminación y la Ley 11/2003 de prevención ambiental de CyL por falta del informe urbanístico del Ayuntamiento de Santas Martas. El artículo 12.1 de la Ley 16/2002 establece que en la documentación que el promotor ha de aportar en la solicitud de AAI debe constar el informe urbanístico del Ayuntamiento en cuyo territorio se ubicaría la instalación.

Dado que el Ayuntamiento de Santas Martas se ha pronunciado públicamente, en reiteradas ocasiones, en contra de este macro proyecto (al que se oponen juntas vecinales y ayuntamientos limítrofes) es de suponer que el informe que emita será desfavorable. No solo por el impacto negativo sobre la población y el medio ambiente; también porque en términos estrictamente urbanísticos no es de recibo autorizar un proyecto industrial en suelo rústico de protección agropecuaria como es el de las parcelas afectadas (habiendo suelo industrial disponible en los múltiples polígonos industriales vacios con los que cuenta esta provincia).

El informe municipal es vinculante y “si fuera negativo, el órgano competente para otorgar la autorización ambiental… deberá dictar resolución motivada poniendo fin al procedimiento y ordenando el archivo de las actuaciones” (Art. 12.2 Ley RD 1/2015).

Ecologistas en Acción ha solicitado coherencia a la Alcaldesa de Santas Martas, que debe y puede parar este proyecto emitiendo informe urbanístico negativo. Y a la Junta, el archivo del expediente promovido por Agro Gestión Integral Sociedad Cooperativa así como el control de los vertidos que, desde hace tres años, viene realizando esta empresa en terrenos del municipio de Santas Martas.




Visitantes conectados: 729