Trampas y pájaros muertos en el Parque San Jerónimo

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el SE.PRO.NA de la Guardia Civil y la Jefatura de Policía Local de Sevilla, la colocación de al menos 23 costillas o perchas para capturar pájaritos, cebadas con hormigas aladas conocidas como "aluas", en las que en el momento de la retirada habían muerto un petirrojo y un mirlo.

Recordar la ilegalidad que supone la colocación de este tipo de trampas mortales para pájaros, que están penalizadas con importantes sanciones económicas. Su captura y comercialización está prohibida, pudiendo imponerse a los infractores multas que alcancen los 60.000 euros y pueden derivar en delito contra la salud si son comercializadas como pajaritos fritos.

Las aves que caen en estas trampas son insectívoras que están protegidas por ley y cumplen una función vital en el saneamiento de los ecosistemas incluidos nuestros parques y jardines, eliminando por predación gran número de insectos plaga de la vegetación, favoreciendo así su conservación sin que se tengan que aplicar plaguicidas tóxicos, generando espacios públicos que embellecen con su presencia y que contribuyen a mantener saludables.

La escasa vigilancia de nuestros parques da lugar a que este tipo de actividades ilegales se estén llevando a cabo también en ellos, sumándose a los numerosos robos y destrozos que se vienen sucediendo, en especial en la zona de huertos donde hurtos de materiales, verduras y animales son habituales.

Demandamos una mayor vigilancia para evitar estas prácticas y un llamamiento a la población para que no consuma pajaritos, su consumo está penado por ley, y al no estar sometidas a control sanitario, su ingestión puede resultar muy perjudicial para la salud humana.