Alegaciones a la declaración de cuatro Áreas Naturales Singulares

Ecologistas en Acción de La Rioja ha presentado alegaciones en el trámite de audiencia e información pública de los Proyectos de Normas de Protección para la declaración de 4 Áreas Naturales Singulares en los términos municipales de Calahorra, Alfaro, Villarroya y lagunilla de Jubera.

1- Área Natural Singular de las “Zonas Húmedas y yasas de La Degollada y El Recuenco”

Dice la propia memoria: “el Parlamento de La Rioja aprobó por unanimidad la Proposición No de Ley 9L/PNLP-0035-090119, en la que se instaba al Gobierno de La Rioja a la declaración como espacio natural protegido, bajo la categoría de “Reserva Natural” o “Área Natural Singular”, el espacio natural conformado por las lagunas de La Degollada y El Recuenco, las yasas de Las Conchas y Bardaje, así como la planicie esteparia de El Plano y el sistema de yasas tributarias de El Caracol, incluyendo los bosques de pino carrasco que circundan estos enclaves situados en Calahorra”….

Resulta evidente, tras consultar el plano, que parte de las franjas de bosque de Pino de Alepo que circundan el espacio por su extremo sur no han sido incluidos, por lo que sugerimos la inclusión de los mismos, ya que suponen un colchón natural de protección de la planicie esteparia, que ha de incluirse dentro de los límites físicos del espacio protegido.

Consideramos necesario añadir al espacio los pinares de carrasco paralelos al camino que delimita la planicie esteparia por su extremo sur, hasta el límite superior de la cota más elevada de dicha ladera.

Del mismo modo la laguna del Recuenco en su extremo oeste debería contar con algo más de terrero protegiendo la lámina de agua.

Consideramos necesario delimitar una franja de 50 metros en todo el perímetro del espacio (actualmente delimitado en los planos de la memoria) en concepto de zona de exclusión cinegética, que impida la ubicación en el borde del Área Natural Singular de puestos fijos de caza, o puestos de caza de zorzales.
Dicha exclusión vendría recogida en la normativa, prohibiendo específicamente cualquier práctica cinegética tanto en el espacio delimitado como en una franja de 50 metros alrededor del mismo.

El plan de uso y gestión de este espacio ha de contemplar la adquisición de los terrenos que conforman la propia laguna del Recuenco y los prados inundables que se ubican al este de la misma. Es oportuno para garantizar su conservación y muy deseable desde el punto de vista de la gestión administrativa que dicha laguna de propiedad privada pase a manos públicas.

Es necesaria una delimitación perimetral del espacio sobre el terreno, ya que se encuentra dentro de terrenos sometidos a una alta presión cinegética

2 Área Natural Singular Carrizal de Cofín

Debería prohibirse de forma específica cualquier tipo de reforestación con especies coníferas en todo el espacio.

En los últimos años en La Rioja Baja se están acometiendo por parte de la propia D.G.M.N. repoblaciones con Pino de Alepo en terrenos inapropiados, destruyendo ecosistemas esteparios.

Las especiales circunstancias físicas del espacio desaconsejan una red extensa de infraestructuras públicas, como caminos interiores, pasarelas, observatorios etc. Por tanto se ha de ser muy austero en la instalación de dichas infraestructuras, que pueden ser muy perjudiciales para el fin principal de esta declaración, que no es otro que el de proteger y fomentar los valores naturales del espacio.

Los caminos de acceso desde Alfaros son lógicos, los perimetrales asumibles, pero los interiores se antojan innecesarios y altamente perjudiciales.

Ha de reflejarse con meridiana claridad en el apartado de “usos prohibidos” la prohibición de la práctica cinegética en todo el ámbito del ANS, incluido un perímetro de protección. Eliminando el punto que habla de “actividad excepcional de caza” La D.G.M.N. en casos excepcionales ya dispone de las herramientas legales suficientes para el control de especies que puntualmente pudieran causar problemas.

La práctica de la caza es incompatible con el espacio y sus valores, por tanto ha de aparecer explícitamente como prohibida.

Así mismo y habida cuenta que se prevé una actuación que consolidará una gran lámina de agua de entre 0,3 y 3 metros de profundidad, también debería prohibirse la práctica de la pesca deportiva, para evitar la introducción interesada de determinadas especies alóctonas con fines de pesca.

3- Área Natural Singular Carrascal de Villarroya

Las normas propuestas permiten el desarrollo de actividad cinegética ordinaria en la totalidad del espacio, lo cual es incompatible con los usos recreativos y educativos del mismo, así como con la conservación de diferentes especies.
La práctica cinegética dentro de un espacio tan reducido y profusamente visitado por excursionistas, ciclistas, recolectores de setas y naturalistas es altamente peligrosa para la integridad física de estas personas y su ejercicio crea conflictos con estos usuarios.

En un Área Natural Singular como la que se propone, la práctica cinegética ha de estar específicamente prohibida.

No se entiende a qué obedece la permisividad en este caso, en el que de forma incomprensible se deja semejante amenaza en manos de un presunto “plan técnico de caza” que redactará la propia sociedad de cazadores que disfrute del aprovechamiento.

Hay que prohibir taxativamente cualquier modalidad de caza en este espacio, con las excepciones lógicas que la ley contempla en situaciones excepcionales en que sea necesario.

Por otra parte, ha de contemplarse como un objetivo irrenunciable el soterramiento o traslado de las líneas eléctricas aéreas que actualmente existen dentro del espacio.

Hay que eliminar o enterrar esos tendidos eléctricos para evitar colisiones y electrocuciones de la fauna, su impacto paisajístico y el riesgo de incendio que dichos tendidos suponen para la masa a conservar.

4 Área natural Singular de las Dolinas de Zenzano

Por su reducido tamaño debería considerarse todo el ámbito delimitado como “vedado de caza” o “terreno no cinegético”, tanto la superficie del espacio como una franja de 50 metros a cada lado de los caminos peatonales que se diseñen para acceder a las mismas desde los caminos principales, ya que el uso recreativo de las Áreas Naturales Singulares es incompatible con la práctica cinegética.




Visitantes conectados: 754