Plantación de especies autóctonas en las riberas del río Camarmilla

La Plataforma Valle del Henares, en la que participa Ecologistas en Acción, realiza su presentación oficial con una plantación de especies autóctonas en las riberas del río Camarmilla, a su paso por el barrio de Espartales, en Alcalá de Henares.

La Plataforma Valle del Henares, que tiene como objetivo principal la defensa, conservación y mejora de la naturaleza y está formada por más de 30 entidades y numerosas personas a título individual, ha hecho su presentación ante la sociedad, el sábado 28 de enero, con una plantación de especies de ribera en un tramo urbano del río Camarmilla, un pequeño afluente del río Henares de apenas 25 kilómetros de longitud, con la intención de iniciar la recuperación de los valores naturales perdidos debido a la profunda transformación sufrida fruto de la intervención humana a lo largo del tiempo, especialmente por las actividades agrícolas, infraestructuras y desarrollos urbanos.

A la plantación han asistido cerca de un centenar de personas, adultas y peques, que han ayudado a echar raíces a un centenar, también, de árboles autóctonos característicos de las riberas de los ríos de esta zona del Henares, concretamente sauces (S.purpurea), álamos blancos (Populus alba), álamos negros (Populus nigra) y Tarayes (Tamarix africana), permitiendo que muchos de los asistentes conocieran el deterioro y la importancia de los ecosistemas ligados a los ríos para, a continuación, participar en la recuperación ecológica de un tramo de un kilómetro en el que la vegetación arbórea de sus riberas era inexistente.

A pesar de ser un pequeño río, muy deteriorado y asociado a vertidos y suciedad, es imprescindible emprender la recuperación del mayor grado posible de la naturalidad alterada para revertir el daño ambiental y natural que sufre Alcalá de Henares y, en general, el valle del Henares, incrementando así la calidad de vida de la ciudadanía a la vez que se mejora la biodiversidad, el paisaje y todo lo que la naturaleza nos ofrece de manera gratuita e imprescindible. Debido a la gran transformación sufrida por los ríos y las vegas asociadas al mismo, la Plataforma apuesta por actuaciones basadas fundamentalmente en la reforestación con especies autóctonas, la recuperación de la naturalidad, la limpieza de las basuras, la información y vigilancia permanente, así como su clasificación como suelos rústicos, ajenos a cualquier figura asimilable a urbana.

De manera paralela a la plantación se ha realizado la limpieza de residuos abandonados por la zona, poniendo en evidencia la necesidad de mejorar la sensibilización de esa parte de la población que actúa de forma irresponsable, así como la falta de políticas y esfuerzos para atajar esta situación por parte de las administraciones implicadas en la gestión del medio fluvial que, en el caso de los ríos que atraviesan poblaciones, son tanto la estatal, a través de la Confederación Hidrográfica correspondiente, como la regional y, especialmente la local que ha sido la última responsable de que el crecimiento de la ciudad haya situado a los barrios en la misma puerta de estos espacios naturales.

Los árboles plantados, de una savia y procedentes del estaquillado de ejemplares autóctonos del bajo Henares, serán objeto de seguimiento y riegos, si fuera preciso, durante el próximo verano para conseguir el mayor arraigo posible, dando el primer paso para la recuperación forestal con especies autóctonas de este necesitado tramo del río Camarmilla.

En la presentación del acto han intervenido, entre otros, representantes de la plataforma vecinal Espartales Unidos, para informar de la lucha desarrollada a lo largo de los últimos años para intentar que el conocido como “parque del Camarmilla”, contiguo al lugar de la plantación, fuese mucho más respetuoso con el medio natural de lo que finalmente ha sido. La plataforma “Valle del Henares” considera un grave error la transformación de las 30 hectáreas de suelo agrícola de la vega del río en un parque tratado como un espacio urbano (viales, mobiliario, redes de alumbrado, agua potable y saneamiento, entre otras) en vez de haber actuado con el objetivo de recuperar la naturalidad del lugar. Aún así, la plataforma considera que el parque debería de ser objeto de un proyecto que permitiera dicha renaturalización a través de la plantación de las especies vegetales autóctonas adecuadas y otras medidas para la mejora de la biodiversidad debido al elevado potencial que sigue ofreciendo. Entre los numerosos errores detectados en el diseño del parque encontramos, entre otros, la plantación de especies ajenas a las condiciones ecológicas de este lugar como pinos, abedules o plátanos, en vez de las especies características, como son los sauces, tarayes, álamos blancos, álamos negros, fresnos y las especies arbustivas acompañantes.

Desde estas líneas queremos agradecer muy especialmente la participación de todas las personas que han acudido a la cita y que han realizado un encomiable esfuerzo para mejorar lo que es de todos: la naturaleza de la cual dependemos. Gracias a todos y todas por sumarse a esa creciente marea de personas que somos conscientes de que no tenemos futuro sin una naturaleza que mantenga los procesos y funciones que aportan todo lo que es imprescindible para seguir existiendo.

Si bien todo el material y planta necesaria ha sido aportada por la plataforma “Valle del Henares”, también queremos agradecer al ayuntamiento de Alcalá de Henares, especialmente a la concejalía de Medio Ambiente, la ayuda prestada para facilitar el desarrollo de la actividad, principalmente para poder facilitar un primer riego a los árboles desde alguna de las bocas de riego próximas y la disposición de un contenedor para la recogida de los residuos retirados por los participantes.

La Plataforma “Valle del Henares” se constituyó a mediados del mes de noviembre del año pasado estando compuesta por una treintena de asociaciones vecinales, culturales y ambientalistas, así como un numeroso grupo de personas a título individual, de localidades del bajo Henares.