Reunión en el Ministerio de Medio Ambiente

Fuimos recibidos el pasado jueves por el subdirector general de Gestión Integrada del Dominio Público Marítimo-Terrestre del Ministerio de Medio Ambiente, Ángel Muñoz Cubillo, para hablar sobre los rellenos que están siendo realizados en la zona este de Gibraltar y sus posibles repercusiones en el litoral de Levante de La Línea.

Este responsable del Ministerio de Medio Ambiente les aseguró que España ha insistido ante el Reino Unido en participar en el estudio de impacto ambiental de este proyecto y que si esta petición no es aceptada, el Gobierno denunciará al Reino Unido ante la Unión Europea.

Existe una directiva de la Unión Europea que permite al Ejecutivo español interponer dicha denuncia al tratarse de un posible impacto transfronterizo.

Muñoz Cubillo nos aseguró que la inquietud del Gobierno español por las repercusiones que este proyecto puede tener en las playas de La Línea es patente.

De hecho, así nos lo confirmó el propio ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, hace unos meses cuando informó que el Gobierno español había pedido al Reino Unido todos los pormenores de este proyecto al entender que puede tener impactos transfronterizos.

Moratinos también afirmó que España había pedido al Reino Unido participar en el estudio de impacto medioambiental y llegó incluso a comunicar que había solicitado al Gobierno británico la paralización de estos trabajos hasta que quedase garantizado que cumplen todas las exigencias medioambientales.

La regeneración de la playa de Levante de La Línea cuesta 3,6 millones de euros y creemos que los trabajos no deberían comenzar hasta conocer cómo repercutirán los rellenos en la dinámica del litoral de Levante, ya que puede que la playa sea regenerada y todo lo hecho se pierda con el proyecto que está siendo construido en Gibraltar. Creemos que lo más prudente es esperar y que no sea invertido tanto dinero en algo que luego puede que se pierda y la playa quede aún peor.