Diagonal da un gran salto

“Nos dijeron que era imposible. Ya lo estamos haciendo".

Diagonal/Salto [1]. Revista Ecologista nº 91.

El periódico Diagonal lanza una propuesta, junto a 20 proyectos comunicativos, para crear un nuevo medio a la altura de los tiempos, un gran medio financiado por la gente.

Para nadie es un secreto que las grandes corporaciones dominan la economía. Tampoco que a través de las puertas giratorias, un ejército de lobbies y un entramado de financiación –legal e ilegal– hacen las leyes y dominan la política. Menos novedoso aún es que las multinacionales controlan los grandes medios de comunicación a través de la publicidad y los consejos de administración.

Sin embargo, todos los medios se proclaman “independientes”, “libres”. Pero ¿qué significan estas palabras? Para el periódico Diagonal y más de 20 proyectos de comunicación críticos de todo el Estado significan lo mismo: no depender de la publicidad de las grandes empresas, sostenerse gracias a miles y miles de personas que se convierten en socias y funcionar de forma horizontal.

Entre todos estos proyectos nos hemos puesto de acuerdo. Sí compartimos lo más importante, ¿por qué no nos juntamos para tener más incidencia, para llegar a más gente con mejores contenidos?

Ésta es la idea central del Salto, una propuesta lanzada por Diagonal y recogida por decenas de proyectos de diversos territorios y soportes (vídeo, radio, foto) para construir una herramienta de comunicación mucho más potente al servicio de la transformación social. No se trata de crear una red de medios. El Salto es muchísimo más. Se trata de encontrar formas de colaboración e integración entre diversos proyectos y lanzar en 2017 un nuevo medio de comunicación, un gran medio financiado por la gente.

Saltamos

Después de meses de preparación, el 28 de noviembre lanzamos la campaña para conseguir los apoyos necesarios para construir este gran medio que funcione con otras reglas. Un gran medio que funcione sin directores ni consejos de administración. Un gran medio descentralizado, donde la información cercana está en el centro, con redacciones locales autónomas repartidas por todo el Estado. Un gran medio que apueste por potenciar las redes de economía social. Un medio que no dependa económicamente de aquellos a quien queremos denunciar.

El inicio de esta campaña de seis meses de duración no ha podido ser más favorable. Más de 2.000 personas nos han contactado para respaldar la iniciativa, firmar el manifiesto de apoyo o convertirse en socios/as. En los primeros dos días ya habíamos conseguido el 10 % del objetivo. No va a ser fácil. Pero no hemos elegido el camino fácil, sino el que consideramos correcto. No partimos de cero, una larga trayectoria y una gran comunidad de miles y miles de personas nos acompaña. Sólo nos queda averiguar una cosa: hasta dónde podemos llegar si nos ponemos de acuerdo.