Córdoba: Ginkgos en recuerdo de Fukushima

VI Aniversario del accidente nuclear de Fukushima.

Plantación de un bosque de ginkgos en el parque de Miraflores, junto a calle José Luis Villegas Zea (Córdoba), el sábado 11 de marzo a las 12:00 horas.

El próximo día 11 de marzo se conmemora el sexto aniversario del accidente nuclear de Fukushima, accidente que ha dejado como secuela que toda una región de Japón, hogar de más de 200.000 personas, esté altamente contaminada de radiactividad y sea inhabitable, probablemente para siempre.

Para conmemorar esta tragedia, la Asamblea antinuclear de Córdoba ha solicitado al Ayuntamiento la plantación de seis Ginkgos, un árbol oriental que es, junto al cerezo, muy representativo de la cultura japonesa. La propuesta de la Asamblea antinuclear es hacer este año esta primera plantación de seis árboles, un ejemplar por cada año desde la fecha del accidente, y cada año sucesivo se seguirían plantando ejemplares de esta misma especie, formando así un bosque con un alto componente simbólico. El acto de plantación del bosque será el sábado 11 de marzo, a las 12:00 horas en el parque de Miraflores (junto a la calle José Luis Villegas Zea) y asistirán al mismo en representación del gobierno municipal la teniente alcalde de infraestructuras Amparo Pernichi y miembros de la Asamblea antinuclear.

Finalizada la plantación los miembros de la plataforma explicarán con detalle cúal es la situación en materia nuclear en el estado español, el clamor antinuclear por el cierre del cementerio nuclear del Cabril, la apuesta del gobierno por la prórroga de la vida útil de las centrales, la construcción de almacenes temporales individualizados, la reciente constitución del Movimiento Ibérico Antinuclear, en el que participan organizaciones españolas y portuguesas, y qué papel juega el lobby eléctrico en el encarecimiento de la factura de la luz, que ha azotado a nuestros hogares con tanta fuerza estos días pasados.

En Fukushima el peligro no ha cesado y la tragedia continúa con la fuga de miles de toneladas de agua radiactiva en el Océano Pacífico. Con esta fuga y con la radiación latente en el reactor, que todavía no ha sido neutralizado, la central nuclear seguirá produciendo mutaciones y matando a los organismos vivos durante miles de años.

El desastre nuclear de Fukushima en 2011 dio la razón a todas las personas que venían alertando sobre la peligrosidad de la energía nuclear, demasiado peligrosa, demasiado sucia y demasiado cara para que se continúe utilizando. A pesar de tener plena conciencia de esta situación, el gobierno de España, actuando al servicio de los intereses del oligopolio de la electricidad, no solamente continúa apoyando estas centrales, sino que incluso apuesta por ampliar su periodo de vigencia desde los 40 años para los que fueron construidas hasta los 60, como pretenden actualmente con la central de Garoña.

Forman parte de la Asamblea Antinuclear de Córdoba:
ANIDA/ FEDASIB.
Asociación Ecologista de Hornachuelos HORNASOL.
Ecologistas en Acción de Córdoba.
EQUO.
Ganemos Córdoba.
Ingeniería sin Fronteras.
Izquierda Unida (IU-LV-CA).
Partido Comunista de Andalucía, PCA Córdoba.

Colabora: Ayuntamiento de Córdoba.




Visitantes conectados: 693