Graves consecuencias por la no recepción de residuos

Verdemar-Ecologistas en Acción se lamenta de las consecuencias que está teniendo la no recepción de escombros en el Punto Limpio de Los Pastores en Algeciras.

Como ya advertimos las consecuencias que tendría para la ciudad algecireña ya son latentes. La empresa que recibía los residuos dejó de hacerlo desde hace unas semanas. Algo incomprensible cuando desde las distintas administraciones e incluido desde algunas empresas dedicadas a la recogidas de residuos realizan campañas de sensibilización sobre el reciclaje y las buenas prácticas ambientales.

Todo esto desconcierta al ciudadano de a pie, que por lado ve que recibe consejos de usos sostenible sobre los que consumimos y por otro con incomprensibles dedicaciones como la que apuntamos. Las consecuencias para el entorno, el impacto visual y sanitario ya son visibles como ilustra la fotografía. Instamos a la empresa a recapacitar la decisión y al Ayto comunicar a la empresa a que lo haga.

Si la grave situación se volviera reversible en mucho tiempo la gran cantidad de escombros no tardará en empezar a causar molestias a todos los vecinos de Algeciras. Los impuestos que se tributan a las arcas municipales sobre la recogida, tratamiento y manipulación se demuestra que no van acorde con la respuesta de la empresa que busca rentabilidad en sus actuaciones y reducir costes para solo y exclusivamente recaudar dinero sin tener en cuanta su verdadero cometido. Una empresa bien gestionada es productiva además de rentable y eficiente.

Los residuos que se generan desde la construcción y demolición (RCD), algunos en menos escala y otros a una mayor. Están compuestos por una heterogénea mezcla de productos procedentes de obras de nueva fábrica, reparaciones, demoliciones y tierras sobrantes de excavaciones. Se encuentra entre ellos una amplia gama de materiales tales como: hormigones, ladrillos, tierras, hierros, maderas, plásticos, cartones y papel. La cantidad de cada uno de sus componentes es muy variada, aunque predominan los de origen pétreo.

Por lo tanto cuando se depositan de manera aleatoria y sin control el impacto se va agravando siendo seguramente una situación, como apuntamos anteriormente, irreparable además de muy costosa. Suponiendo una gasto importante para las arcas municipales y directamente al monedero de los sufridos ciudadanos.




Visitantes conectados: 263