Concentración por una agua pública y transparente

Enmarcada dentro de las conmemoraciones del Día Mundial del Agua, se convocó en Bajo de Guía una concentración ciudadana este sábado 25 de marzo, por la recuperación de un ciclo del agua público, transparente y sostenible. La concentración ha sido organizada por la Plataforma en Defensa de los Derechos del Agua "Agua Clara" y “Ecologistas en Acción”.

El agua es, y debe ser, un bien natural y derecho humano esencial y universal. Sin embargo, su progresiva escasez la ha convertido poco a poco en una mercancía más con la que las grandes multinacionales hacen de ella un monopolio rentable, incluso a costa de la salud y la economía de los pueblos. A pesar de ello, son destacables ejemplos de recuperación de la gestión pública.

En ese contexto, la privatización también llegó a Sanlúcar en agosto de 2010, con un contrato de concesión del ciclo del agua por 25 años que firmaron PSOE y C’s a favor de AQUALIA-FCC con la promesa de un abaratamiento y mejora del servicio. La realidad, tras 7 años de gestión privada, demostró la falsedad de aquellos argumentos: hoy día AQUALIA ha encarecido la factura con subidas abusivas e ilegales, así como con fraude en los contadores que asciende a casi 2 millones de euros que a día de hoy aún no han sido devuelto. Este, y hasta otros 4 incumplimientos graves, han obligado al Ayuntamiento a abrir hace un año 5 expedientes sancionadores a la empresa que deberían haber ya desembocado en la anulación del contrato y la remunicipalización del servicio (vuelta al ciclo de agua pública).

Además de estos incumplimientos de tipo económico, tanto el Equipo de Gobierno del PSOE como AQUALIA-FCC, han mostrado durante todo este tiempo una alarmante falta de transparencia y participación ciudadana ante los problemas del agua, con la que han estado tratando de esconder la contaminación flagrante, reiterada y demostrada de nuestras costas durante años, a través de los residuos de 2 arroyos naturales (Salto del Grillo y San Juan) y 3 aliviaderos abiertos de forma ilegal, por el que empresa y Ayuntamiento han sido llevados ante los tribunales por la Fiscalía de Medio Ambiente. Además, se advierte de la problemática de contaminación del mar y del aire producto de la depuradora, por muchos consejeros que vengan a anunciar grandes titulares que siempre están vacíos de realidades presupuestarias. La calidad del agua de consumo, la conservación de las playas, los cortes de agua a familias necesitadas, la falta de un plan contra las inundaciones… son otros de los problemas por los que ambas organizaciones siguen luchando.

A través de todos esos incumplimientos legales, y del consenso social que se está logrando a través de las redes sociales, las campañas de firmas y los actos de protesta, Agua Clara y Ecologistas en Acción, siguen viendo no sólo cada vez más necesaria, sino más posible, la remunicipalización de un servicio que ha sido llevado a Sanlúcar a una gestión desastrosa del ciclo del agua. Este tipo de actos de concentración, que tan buen resultado tuvieron en el pasado 2016, suponen una inyección de moral y esperanza para seguir luchando y defendiendo un derecho humano que nadie, ni gobiernos ni multinacionales, debería poner en entredicho. Por eso, se pide la participación masiva con la idea de difundir el mensaje y ampliar el consenso entre la ciudadanía.

Manifiesto:

Buenas días a todos y todas. En primer lugar, muchas gracias por venir. Vuestra asistencia es un acto de conciencia y dignidad, que se convierte en heroico en los tiempos que corren. Sanlúcar sólo podrá cambiar gracias al esfuerzo, el tesón, la lucha y la resistencia de los que se levantan del sofá, y dan la cara por su pueblo. Este mundo sólo cambiará el día en que todos y todas nos demos cuenta de que el primer paso para cambiarlo están en nosotros mismos. Por eso, desde Agua Clara, muchas gracias.

Esta concentración está enmarcada en el Día Mundial del Agua, que se celebró en todo el mundo el pasado miércoles 22 de marzo. Un día en el que, como hoy, se reivindica el agua, como un derecho y un bien público y universal. Porque, en el fondo, de eso trata nuestra lucha. De defender aquello que es inherente a nuestra propia vida, nuestra propia existencia. En este mundo donde el sistema se ha encargado de convertir todo en un negocio, donde se ha permitido y se permite comerciar con la vida, la enfermedad y la muerte… no es de extrañar que el agua se haya convertido en un preciado trofeo en forma de beneficios económicos.

Porque para las grandes multinacionales, la vida ya no vale nada. Les da igual las condiciones de vida de los seres que habitan el planeta. De hecho, les da igual el planeta, en sí. Hace apenas un año, fruto de esa codicia, perdimos a la compañera activista, feminista y ecologista hondureña Berta Cáceres que luchó por los derechos del agua de su región contra grandes corporaciones que contrataron sicarios para asustarla, amenazarla y finalmente asesinarla el 3 de marzo de 2016.

El agua, desgraciadamente, está sirviendo como disputa y guerra a nivel planetario por un derecho humano que algunos ya han convertido en negocio. Como el presidente de ASA (que representa a empresas públicas de agua) que ha dicho recientemente: “El agua es un buen negocio pues la gente ya está acostumbrada a pagar”. Es decir, en su particular bulimia monetaria, ya no nos miran a los ojos. No nos ven ciudadanos ni si quiera como a personas, seres humanos. Sólo ven en nosotros una masa uniforme de clientes potenciales, cuya única función es pagar regularmente para seguir engordando sus malditos beneficios. Pues no. Quienes estamos aquí no nos conformamos con pagar y callar. Exigimos transparencia y respuestas.

Porque, no nos engañemos. AQUALIA-FCC contamina, engaña y falsea datos. Pero si existe aquí en Sanlúcar es porque hubo un Equipo de Gobierno que vendió a su pueblo por 16,5 millones de Euros durante 25 años de condena. Y porque el siguiente Equipo de Gobierno ha continuado, y empeorado aún más la obra de sus antecesores, permitiendo, facilitando o disculpando las fechorías de la multinacional. Un Ayuntamiento que se ha escudado, escondiendo la cabeza bajo sus técnicos, en la falsa imposibilidad económica para remunicipalizar y devolver el agua al pueblo. ¿Cómo pueden abrirse 5 expedientes sancionadores a AQUALIA y no exigir ipso facto la ruptura del contrato de concesión? ¿Qué clase de sadismo político impulsa a quienes sancionan con una mano a una empresa a la que permiten contaminar a su pueblo y robar 2 millones de euros de la facturas de sus ciudadanos? ¿Quién acaso está alimentando esas fulgurantes carreras políticas que han convertido a Sanlúcar en una inmensa pista de aterrizaje y lanzamiento de profesionales de la política?

Hoy, además de para luchar y conmemorar el Día Mundial del Agua, hemos venido a reivindicar, una vez más, nuestro amor por Sanlúcar. El ecologismo no odia a esta ciudad, ni a sus trabajadores, ni a los turistas. No vamos a consentir que nos digan que no queremos a nuestro pueblo, que estamos matando la economía o atacando los negocios de Sanlúcar. Nosotros no atacamos ni perjudicamos a nadie. Es todo lo contrario: venimos a defender la salud y el bienestar común. Nosotros no echamos por tierra a Sanlúcar. Los que tiran por tierra a su pueblo son los gobernantes que, en 30 años, sólo han hecho eso en la playa: TIRAR TIERRA para tratar de esconder sus vergüenzas, y una empresa AQUALIA-FCC que sólo mira por el beneficio de su bolsillo a costa de gestionar desastrosamente una de las peores depuradoras de la provincia. Si el turismo deja de venir no es por culpa de los que hoy nos hemos manifestado aquí. Al turismo no se lo carga la denuncia de la realidad, sino la propia realidad, pues quienes nos visitan tienen ojos y narices para ver y oler los 6 aliviaderos que han estado contaminando la playa desde septiembre a junio (cuando se taponó). Eso sí que espanta a los miles de turistas que prefieren no venir, o no volver a Sanlúcar.

Por eso es ya el momento de acabar con esa campaña del miedo a hablar de la playa, que lleva instalada en Sanlúcar desde hace décadas. A LA VERDAD NO SE LE DEBE TENER MIEDO. Lo que debería erizar nuestra piel es la complicidad, el silencio, la dejadez, la plácida indolencia en la que este pueblo estuvo instalado durante años.

Hablemos aquí en Bajo de Guía, de los análisis de 2015, donde el 50% de las muestras tomadas por la Consejería de Medio Ambiente, fueron directamente aguas fecales o residuales. En 2014, Aqualia y el Ayuntamiento nos reconocen abiertamente en un informe que les costó 18 meses en redactar y un apercibimiento del Defensor del Pueblo Andaluz, que el agua de la depuradora de Sanlúcar sale sin limpiar en 1 de cada 3 días del año.

Hablemos aquí en Bajo de Guía, frente a Doñana, de la reapertura de la mina de Aznalcollar, que provocó el mayor desastre ecológico de nuestra historia. O la última ocurrencia, construir almacenes de gas bajo el Parque. Nuestra plataforma también dice SALVEMOS DOÑANA.

No. No engañéis más a este pueblo, no seguid manipulando las noticias, no seáis más falsos e indignos. Pensásteis, erróneamente, que este pueblo era el paraíso de la ignorancia, un descampado fácil donde vender vuestros bulos y mentiras sin oposición. Pero todos los que hoy hemos venido no vamos a permitir nunca más que juguéis con nosotros, que nos enterréis y nos ahoguéis en vuestra propia inmundicia.

Afortunadamente, actos como el de hoy muestran como nuestra lucha por el agua está sirviendo como última trinchera, como un ejemplo muy pedagógico de cómo la sociedad puede y debe organizarse para hacer política con mayúsculas en resolver problemas básicos de la gente. Algo muchísimo más realista, participativo e incluso emocionante, que ese mero votar cada 4 años al que nos han venido acostumbrando. Son 4 pilares los pilares básicos:

- En INFORMACIÓN limpia, objetiva y transparente a la ciudadanía.

- En la DIFUSIÓN de esa información. Salvando obstáculos como un periódico que pagamos todos con nuestros impuestos que apenas nos publica noticias. Pero para eso usamos las redes sociales. Son un periódico muy limitado, pero vivo.

- En la UNIÓN de todos aquellos ciudadanos que quieran participar aquí, vengan de donde vengan. En nuestras acciones no se miran los carnés, se miran las ideas y los actos.

- Y la ACCIÓN. Denuncias ante los tribunales y lucha en la calle.

Amigos, amigas. El primer paso para cambiar el mundo, sólo podemos darlo nosotros mismos. Hoy, lo habéis dado viniendo aquí. Todos unidos vamos a conseguir que un día Sanlúcar tenga el ciclo del agua que merece. Y volveremos aquí y a donde toque, las veces que haga falta. Porque una de las únicas cosas que nunca podrán comprarse ni venderse, es nuestro futuro. Porque el futuro sólo es propiedad de los valientes. GRACIAS A LOS VALIENTES QUE HABÉIS VENIDO HOY.

Plataforma en Defensa de los Derechos del Agua de Sanlúcar de Barrameda "Agua Clara".

Firma y comparte...