Exigen suspensión inmediata de la caza en coto donde ha aparecido un quebrantahuesos muerto

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha y la Sociedad Albacetense de Ornitología consideran extremadamente grave la muerte a causa de un disparo de un quebrantahuesos en un coto de caza de la localidad de Yeste (Albacete) y dentro del Parque Natural del Calar del río Mundo y la Sima.

Las circunstancias en las que se ha producido esta muerte no pueden resultar más alarmantes.

Se ha matado a un ejemplar de una especie declarada en peligro de extinción y que formaba parte del programa de reintroducción en las sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

La muerte se ha producido dentro de un espacio protegido, nada menos que en el Parque Natural del Calar del río Mundo y la Sima, a la sazón parte también de la Red Natura 2000.

Todo apunta a que se trata de una muerte alevosa, ya que el quebrantahuesos no se puede confundir de ninguna manera con ninguna especie cinegética. Lo más probable es que se le haya disparado en la creencia de que podría tratarse de alguna de las especies de grandes águilas que habitan la zona, y a las que se las sigue persiguiendo ilegalmente.

El disparo con escopeta de perdigones, por las fechas en las que pudo producirse la muerte entre finales de enero y principios de febrero, se pudo producir durante la práctica cinegética de caza menor o de perdiz con reclamo o bien durante un control de predadores autorizado o no, lo que pone de manifiesto lo peligroso que es y el riesgo que suponen determinadas modalidades que no son debidamente controladas ni restringidas por parte de la Junta de Castilla-La Mancha.

Además, han pasado ya casi dos meses desde que el quebrantahuesos murió y uno desde que fue localizado y no se ha adoptado ninguna medida preventiva o que permita recuperar la zona del daño causado.

Por todo ello Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha y SAO exigen a la Junta de Castilla-La Mancha a través de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que se adopten las siguientes medidas urgentes:

  • Que se suspenda la caza de forma inmediata en el coto donde apareció el quebrantahuesos y que se aplique un plan de medidas recuperadoras que palie el daño causado a la zona.
  • Que se determinen inmediatamente las circunstancias de la muerte y, en particular, cuál era el tipo de modalidad de caza que se estaba practicando en el coto.
  • Que se revisen las condiciones bajo las que se siguen permitiendo determinadas épocas y modalidades de caza en Castilla-La Mancha, pero muy en particular en los espacios naturales protegidos y en las áreas críticas de especies amenazadas sobre las cuales se viene observando un repunte de este tipo de sucesos.
  • Que se modifique de inmediato la ley de caza y el borrador de la orden de vedas para evitar riesgos de que sigan produciéndose hechos tan graves como el denunciado.

Ecologistas en Acción y Sociedad Albacetense de Ornitología están dando ya los pasos para formalizar lo antes posible su personación en los expedientes sancionados y en la causa penal que eventualmente se abra por estos hechos.




Visitantes conectados: 499