Residuos urbanos reciclados en la ciudad de Alicante

  • La gestión de los residuos en la ciudad de Alicante se mantiene en niveles de reciclaje bajísimos a pesar de que entraron 63.000 toneladas menos en la planta de tratamiento de Fontcalent ajenas al plan zonal.
  • Ha aumentado ligeramente respecto a 2015 la recogida selectiva de envases ligeros (223 toneladas) y disminuido la de papel y cartón (66 toneladas) en los contenedores específicos.
  • Los residuos depositados en el vertedero en 2016 disminuyeron en 46.243 toneladas, no por la mejora en la gestión sino porque entraron 66.131 toneladas menos de residuos exteriores al plan zonal 9 A4.

Los datos de gestión y tratamiento de los residuos urbanos en la ciudad de Alicante, único ámbito del Plan Zonal 9 Área de Gestión Alicante 4, están a años luz de conseguir los objetivos de reciclaje establecidos por la Directiva Marco de Residuos (Directiva 2008/98/CE) y la Ley 22/2011 de residuos para 2020: sumar un 50 % de preparación para la reutilización y el reciclaje de todos los residuos urbanos generados. Utilizando la metodología establecida por la Decisión de la Comisión Europea de 18 de noviembre de 2011 para contabilizar el reciclaje obtenido, los residuos reciclados en Alicante en 2016 alcanzaron las 31.848 toneladas, un 15,2 % del total de residuos gestionados, que fueron 209.904 toneladas, excluyendo los residuos de construcción y demolición. Esos datos contrastan con el triunfalismo del Ayuntamiento de Alicante, que utilizando una metodología no oficial, considera que el reciclaje alcanza el 46,2 %. En esa contabilidad se llega al extremo ridículo de considerar reciclado el “compost” elaborado (8,6 %, cuyo único destino legal como material bioestabilizado no puede ser otro que el vertedero) y la humedad evaporada y lixiviada (el 18,9 % de los residuos), que en ningún caso es recuperada y que no procede su contabilidad.

Se podría esperar un mejor resultado de la gestión de la planta de tratamiento de Fontcalent en 2016, dado que entraron 78.590 toneladas menos del Plan Zonal 5 V5 correspondiente al sur de Valencia, aunque por contra entraron 12.459 toneladas nuevas de la Vega Baja, que carece de instalaciones de tratamiento de residuos. Así pues entraron 66.131 toneladas ajenas a la ciudad de Alicante, puesto que ella sola generó 120.592 toneladas (121.768 t en 2015). La recuperación de materiales (papel, plásticos, metales) en esa planta fue de tan solo el 5,09 % de los residuos entrantes, frente al 5,04 % en 2015. El “compost” elaborado no es tal, pues al no proceder de recogida selectiva de la materia orgánica no puede utilizarse como abono. De hecho la planta de Fontcalent ha perdido en 2016 la autorización provisional que le había concedido el Ministerio de Agricultura para poder comercializar ese “compost” procedente de la recogida mixta en el contenedor gris. Solamente se puede comercializar el verdadero compost generado a partir de las podas de parques y jardines, aunque también se añaden parcialmente restos de podas desde el contenedor gris.

La recogida selectiva en los contenedores específicos (vidrio, papel y cartón y envases ligeros) se mantiene en niveles similares a 2015. La recogida de envases ligeros ha aumentado un 10,7 %, por contra la recogida de papel ha disminuido un 2,8 %, seguramente debido a los robos en el contenedor azul. Hay que destacar que los residuos recogidos selectivamente (14.708 t) superan ampliamente a los materiales recuperados en la planta de Fontcalent (8.975 t).

Los residuos que se depositaron en el vertedero de Fontcalent en 2016 fueron 182.600 t, un 56,7 % de los residuos gestionados, frente a un vertido del 60,6 % en 2015 (228.844 t). Esa disminución es debida fundamentalmente a la disminución en la entrada de residuos exteriores y a que por tanto se utilizó menos tierra para el cubrimiento diarío de los residuos vertidos.

Este panorama es desolador. A pesar de los anuncios del Ayuntamiento de Alicante, todavía no se ha implantado la recogida selectiva de la materia orgánica en ningún barrio, y tampoco han comenzado las campañas de concienciación ciudadana para que sea un éxito su implantación. El proyecto de compostaje comunitario en cinco lugares y colegios está en sus fases iniciales. En esta condiciones es muy difícil, por no decir imposible, que dentro de tres años se pueda conseguir el objetivo de reciclaje establecido en Europa y en España.


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 273