Piden a los grupos políticos que apoyen la protección del lobo en toda España

  • Ecologistas en Acción, Lobo Marley y WWF manifiestan su apoyo a la Proposición no de Ley relativa a la conservación del lobo y su declaración como especie protegida que mañana será debatida en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados.
  • Dichas organizaciones instan a todas las formaciones parlamentarias a que apoyen esta PNL presentada por el parlamentario de Equo Juan López de Uralde, del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

En concreto, las organizaciones ecologistas piden:

  1. La declaración del lobo ibérico como especie de interés especial al norte del Duero a través de la incorporación de las poblaciones de la especie situadas al norte de este río en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, desarrollado por el Real Decreto 139/2011, por motivos ecológicos, científicos, sociales, culturales y éticos. Y que todas las poblaciones situadas al sur del río Duero se incluyan en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de "En peligro de extinción". Que se propicien mesas y foros de encuentro y debate entre los distintos sectores sociales interesados en la gestión del lobo con el ánimo de fomentar la cooperación, el consenso y los acuerdos.
  2. La elaboración de una nueva Estrategia Nacional de Conservación del Lobo ibérico consensuada con todos los sectores implicados y se elabore un proyecto ambicioso de investigación seria y rigurosa que nos aporte conocimientos sobre su etología, sus patrones de predación o su dinámica poblacional, que nos permita adecuar la estrategia al conocimiento de la especie.
  3. La adopción de las medidas necesarias para asegurar que las administraciones informen, sensibilicen y ayuden a la población del mundo rural para lograr la coexistencia entre el lobo y la ganadería.
  4. La creación de una mesa sectorial, del sector ganadero, que establezca de manera consensuada los criterios para que la compensación económica de los daños directos y los colaterales, así como del lucro cesante se realice de forma rápida, eficaz y adecuada, valorándose la totalidad del daño generado, directa e indirectamente, introduciendo medidas consensuadas con las personas afectadas que corresponsabilicen a estas con la administración competente. Y se prevean ayudas de carácter permanente a las explotaciones ganaderas existentes en territorios con presencia de lobos a través del instrumento del Contrato Territorial de Explotación regulado en el Real Decreto 1336/2011 de 3 de octubre, ligándolas a la adopción efectiva de medidas preventivas, así como al mantenimiento de la sostenibilidad ambiental y de la conservación de la naturaleza.

En la fauna española el lobo es una de las especies más significativas y notables, por el importante papel ecológico que desarrolla en los ecosistemas, ya que su presencia y actividad regula la competencia y predación entre otras especies de la comunidad y, por tanto, la composición y estructura de la misma. Se trata sin duda de una "especie clave" y forma parte del patrimonio y acervo cultural de todos los pueblos de España, al estar incorporado como animal mítico en el imaginario, la iconografía, y la cultura popular de nuestra sociedad.

Durante siglos ha sido una especie abundante en Europa Occidental. Sin embargo, a lo largo del siglo XX fue desapareciendo de una buena parte de ésta. Mientras que a principios del siglo XX estaba presente en la mayor parte de la Península Ibérica, actualmente solo habita en el cuadrante noroccidental, concretamente en las Comunidades Autónomas de Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, La Rioja y País Vasco. Sin embargo, el lobo se extinguió hace poco tiempo en Extremadura (aunque es posible que pudieran llegar nuevos lobos desde Castilla y León), y en Andalucía las manadas existentes en Sierra Morena a principios del nuevo siglo parecen haber desaparecido. En Castilla-La Mancha tan solo está presente en la provincia de Guadalajara donde se ha instalado recientemente.

En el pasado siglo fue objeto en nuestro país de una intensa persecución, al ser considerado, al igual que el resto de depredadores, como una alimaña a exterminar. Sin embargo, cuando la mayoría de estos pasaron de ser alimañas a especies estrictamente protegidas, como el oso o el lince ibérico, al lobo se le mantuvo al margen de esa protección, debido fundamentalmente a los daños que en determinados momentos puede generar al ganado doméstico.

Para corregir esta situación, WWF, Lobo Marley y Ecologistas en Acción reclaman a las formaciones políticas que erradiquen las matanzas de lobos, promuevan la convivencia entre el lobo y la ganadería y pongan en marcha planes educativos y de divulgación social en los que se promocione la conservación del lobo.




Visitantes conectados: 793