La sociedad reclama su derecho a producir sin barreras su propia energía

Organizaciones sociales, sindicales, de consumo y profesionales unen sus voces en la Alianza por el Autoconsumo para reclamar al Gobierno un marco regulatorio estable, que impida cualquier medida retroactiva, y en el que no se impongan barreras técnicas, administrativas ni económicas. La Alianza ha presentado el manifiesto “Con el autoconsumo ganamos todos” que supone el inicio de sus actividades para conseguir que la sociedad disfrute de los beneficios ambientales, económicos y sociales de esta forma de generación distribuida.

Las tecnologías para la generación de electricidad con energía renovable han avanzado hasta el punto en que permiten a cada individuo, comunidad o empresa abastecerse con su propia energía limpia facilitando el ejercicio del derecho ciudadano a participar activamente en el mundo de la energía. Pero para que esto sea posible se tiene que dar un marco favorable para su desarrollo.

La Alianza por el Autoconsumo está formada por representantes de todos los sectores de la sociedad: organizaciones ecologistas, de consumidores, empresariales, sindicatos y colectivos sociales. Todas estas entidades buscan un cambio regulatorio que desbloquee las trabas, tanto economicas como administrativas, que actualmente existen para el autoconsumo, reclamando una regulación adecuada que garantice el derecho individual y colectivo a generar energía para consumo propio con fuentes renovables.

Un marco favorable para su desarrollo

La Directiva 2009/28/CE marca la necesidad de promover un cambio en nuestro modelo energético. Un cambio de modelo que no termina en los objetivos comprometidos para 2020, sino que continuará con el conocido como “Winter Package” y la propuesta de revisión de la Directiva Europea de Renovables, haciendo que nuestro país deba favorecer la integración de energías renovables en el sistema energético durante las tres próximas décadas para alcanzar los objetivos actuales y futuros.

En este contexto, la Alianza reclama que se reconozca el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo o peaje sobre la energía autoconsumida; que se habilite la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación de autoconsumo; que se adopte el régimen sancionador en función del verdadero impacto del autoconsumo en el sistema eléctrico y que se defina una tramitación administrativa simplificada y adecuada a las características de las instalaciones.

El autoconsumo permitiría una generación limpia y distribuida, implicando de forma activa a la ciudadanía en el cambio de modelo energético y haciendo a particulares, administraciones y empresas más conscientes de su propio consumo energético.

Numerosos beneficios ambientales, económicos y sociales

Los beneficios ambientales de esta modalidad de generación son claros, siempre y cuando se desarrolle con energías renovables. De esta forma se evitarían emisiones de gases de efecto invernadero y se mejoraría la calidad del aire. Adicionalmente, evita las pérdidas del sistema que se producen entre la instalación de generación y el punto de consumo.

A nivel económico, España depende de las importaciones energéticas en más del 70 %, 20 puntos porcentuales más que la media de la Unión Europea. Un mayor desarrollo del autoconsumo contribuiría a reducir la importación de combustibles fósiles, equilibrando así la balanza comercial y mejorando la soberanía energética. El autoconsumo, además, es solidario con todos los consumidores, al contribuir a reducir el precio de la electricidad y la factura de la luz y al generar competencia en el sistema eléctrico. Los autoconsumidores también contribuyen al mantenimiento de los costes del sistema, pagando el término fijo completo y el variable en función de la energía que finalmente consuman de la red.

Esta forma de generación posee también múltiples beneficios sociales. No solo convierte a los ciudadanos en actores clave para acelerar el cambio de modelo energético en linea con la urgencia dictada por el cambio climático, sino que su desarrollo creará empleo directo, cualificado y local, favoreciendo el desarrollo tecnológico nacional y la innovación.

Alianza activa y abierta a todos

Desde la Alianza por el Autoconsumo se llevarán a cabo iniciativas para concienciar a la ciudadanía y a la clase política de que esta modalidad es un derecho ciudadano con multiples beneficios, de forma que desaparezcan las trabas y barreras que hoy la frenan.

La Alianza tiene una amplia representación de la sociedad civil y cuenta con la adhesión de las principales asociaciones de consumidores, ecologistas, empresariales y sindicatos, tal y como puede verse en el listado de organizaciones firmantes adjunto. Todas estas entidades, y aquellas que quieran incorporarse a la Alianza, son firmantes del manifiesto “Con el autoconsumo ganamos todos”, cuya presentación marca el inicio de sus actividades.

Manifiesto

Con el autoconsumo ganamos todos

Las organizaciones que constituyen la Alianza por el Autoconsumo comparten los principios expuestos en este documento y apoyan el fomento del autoconsumo, modalidad de producción de energía eléctrica renovable que debería tener un importante desarrollo en nuestro país, debido a su alto potencial de recurso renovable, gracias a su envidiable ubicación geográfica y su liderazgo empresarial en materia renovable.

El autoconsumo, entre otros beneficios ambientales, económicos y sociales, contribuye a crear empleo y a fomentar el desarrollo tecnológico y la innovación.

El marco: el cambio climático, el mayor desafío al que se enfrenta nuestra sociedad

  • Los países parte de la Convención Marco sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, en el Acuerdo de París de 12 de diciembre de 2015, reconocieron la gravedad del problema del cambio climático y acordaron adoptar medidas urgentes para hacerle frente, con el objetivo de intentar mantener la temperatura mundial por debajo de 1,5 ºC con respecto a niveles preindustriales.
  • El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), en su Quinto Informe de Evaluación, publicado en el año 2014, identifica la generación de energía eléctrica como una de las principales causas del incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro planeta.
  • Por su parte, la Directiva 2009/28/CE establece la necesidad de promover un cambio de modelo energético hacia un mayor papel de la producción descentralizada de energía, ya que ésta entraña numerosas ventajas, como una mayor seguridad del suministro local de energía, trayectos de transporte de energía más cortos y con menores pérdidas energéticas así como el fomento del desarrollo y la cohesión de la comunidad, al facilitar fuentes de ingresos y crear empleo a escala local.
  • El Paquete de medidas legislativas “Energía Limpia para Todos” publicado en diciembre de 2016 por la Comisión Europea establece los objetivos a 2030 de al menos 40 % de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, al menos 27 % de cuota de energías renovables en energía final y al menos 30 % de mejora de la eficiencia energética. La Hoja de Ruta hacia una Economía baja en Carbono señala que en 2050 la Unión Europea deberá haber disminuido sus emisiones entre un 80 % y un 95 % respecto a los niveles de 1990.
  • Asimismo, la Constitución Española, en su artículo 45, reconoce el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona y el deber de conservarlo, e impone un mandato a los poderes públicos de velar por la utilización racional de los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.
  • Del mismo modo, la propuesta de Directiva Europea de Renovables, establece que los autoconsumidores de energía renovable tienen derecho a realizar autoconsumo y vender su exceso de producción de electricidad renovable a un precio que refleje el valor de mercado. Los autoconsumidores no se someterán a procedimientos y cargas desproporcionados que no reflejen los costes y mantendrán sus derechos como consumidores.

Autoconsumo: definición y beneficios

A través de una instalación de energía renovable, en particular solar fotovoltaica,, eólica, biomasa y minihidráulica, el consumidor genera y consume su propia energía eléctrica.

La Ley 24/2013 del sector eléctrico, en su artículo 9, autoconsumo de energía eléctrica, expone que se entenderá por autoconsumo el consumo de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de una red de un consumidor o a través de una línea directa de energía eléctrica asociadas a un consumidor.

Los beneficios del autoconsumo son numerosos:

  • El autoconsumo es una herramienta central para el ejercicio del derecho ciudadano a participar activamente en la transición energética. Cuantas más personas se involucren en la transición energética, mayor será su aceptación pública y menor será su coste;
  • El autoconsumo es solidario con el medio ambiente, al evitar el uso de fuentes de energía contaminante y la emisión de gases de efecto invernadero, contribuyendo a la mejora de la calidad del aire;
  • El autoconsumo es solidario con el país, al reducir la importación de combustibles fósiles y la dependencia energética, equilibrando la balanza comercial y mejorando la soberanía energética;
  • El autoconsumo es solidario con todos los consumidores, al contribuir a reducir el precio de la electricidad y la factura de la luz para todos los consumidores.
  • El autoconsumidor contribuye al mantenimiento del sistema como cualquier otro consumidor, al pagar los costes del sistema por tener derecho a usarlo (término fijo completo y el término variable en función de la energía que use de la red);
  • El autoconsumo genera competencia y aumenta la flexibilidad en el sistema eléctrico, lo que puede también derivar en una reducción de los precios finales de la energía;
  • El autoconsumo aporta beneficios al sistema eléctrico, al evitar las pérdidas del sistema que se producen entre la instalación generadora de electricidad y el punto de consumo, y al evitar el desarrollo de nuevas redes de transporte y de distribución;
  • En el futuro será imprescindible un desarrollo de la gestión activa de la demanda de los consumidores para mejorar el funcionamiento del sistema eléctrico y fomentar la eficiencia energética. En este sentido el autoconsumo, incluidos los sistemas combinados con almacenamiento, es un gran aliado al ser una herramienta de empoderamiento del consumidor, facilitando la entrada de nuevos actores al mercado, ayudando a que el sistema se adapte mejor a los patrones de consumo y aplanando la curva de demanda.
  • El autoconsumo no implica coste adicional alguno para el sistema eléctrico ya que las instalaciones de tecnologías renovables se rentabilizan directamente mediante ahorros en la factura de suministro eléctrico sin necesidad de ningún tipo de ayuda;
  • El autoconsumo, especialmente en su modalidad compartida, puede contribuir a la lucha contra la pobreza energética para los grupos sociales vulnerables;
  • El desarrollo del autoconsumo tiene beneficios para la economía, porque implica la creación de empleo directo, cualificado y local, y contribuye a fortalecer la competitividad de las empresas;
  • El autoconsumo contribuye al desarrollo tecnológico y a la innovación.

Por todas estas razones, consideramos que el autoconsumo eléctrico renovable es uno de los instrumentos más apropiados para luchar contra el cambio climático, reducir el impacto medioambiental de la generación eléctrica y sea a la vez una herramienta de democratización del uso y gestión de la energía.

Regulación Adecuada para el Autoconsumo

Para asegurar el desarrollo del autoconsumo, pedimos la definición de un marco regulatorio estable, que impida cualquier medida retroactiva, y en el que no se impongan barreras técnicas, administrativas ni económicas. En concreto, pedimos:

  • Que se reconozca el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo o peaje sobre la energía autoconsumida, por considerar que la energía autoconsumida instantáneamente o almacenada en baterías y autoconsumida con posterioridad no debe contribuir adicionalmente a sufragar los costes del sistema eléctrico, ya que en ningún momento lo utiliza ni por tanto se hace uso de la red eléctrica. Se trata, pues, de equiparar el tratamiento del autoconsumo al de cualquier otra medida de ahorro o eficiencia energética. Que se habilite la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación de autoconsumo, y que la instalación pueda ser gestionada por un tercero, imprescindible para que el autoconsumo pueda desarrollarse en el ámbito urbano doméstico o empresarial.
  • Que las instalaciones de autoconsumo pequeñas, en todo caso inferiores a 15 kW, o las que no inyecten a la red eléctrica con independencia de su tamaño, sean legalizadas según los reglamentos técnicos correspondientes y estén exentas de todo trámite administrativo a excepción de una notificación previa a la conexión.
  • Que se valoren los excedentes de energía inyectados a la red con criterios objetivos que necesariamente tendrán en cuenta el diferente valor de la energía en cada momento de acuerdo con lo establecido en la nueva Directiva de Renovables en tramitación, y su compensación directa en la factura.
  • Que se adapte el régimen sancionador en lo referente al autoconsumo en función del verdadero impacto del mismo en el sector eléctrico.
  • Que se defina una tramitación administrativa simplificada adecuada a las características de las instalaciones de autoconsumo, como marcan las directivas comunitarias.

Las organizaciones que forman parte de la Alianza por el Autoconsumo se comprometen a desarrollar campañas de concienciación ciudadana y de incidencia política para que se desbloqueen las trabas y barreras que actualmente existen para el autoconsumo.

Miembros

Organizaciones que forman parte de la Alianza por el Autoconsumo:

  • Amigos de la Tierra
  • Asociación Canaria de Energías Renovables (ACER)
  • Asociación Ecologista El Alcornoque
  • Asociación Empresarial de Energías Renovables y Ahorro Energético de Murcia (AREMUR)
  • Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA)
  • Asociación General de Consumidores (ASGECO)
  • Asociación Medio Ambiente (AMA)
  • Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER)
  • Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN)
  • Comunidad Internacional Arquitectura Responsable (CIAR)
  • Clúster de autoconsumo energético de Galicia (AGAEN)
  • Comisiones Obreras (CC OO)
  • Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU)
  • Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG)
  • Ecologistas en Acción
  • Eco – Unión
  • Emigrados sin fronteras
  • Eurosolar - Sección Española
  • Federación Española del Vino
  • Fundación Desarrollo Sostenible
  • Fundación Renovables
  • Goiener S.Coop
  • Goiener Elkartea
  • Greenpeace
  • Green Building Council España (GBCe)
  • La Corriente Sociedad Coorporativa
  • La Solar Energía S. Coop.
  • Nueva Cultura por el Clima
  • Observatorio Crítico de la Energía (OCE)
  • Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)
  • Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME)
  • La Red Española de Desarrollo Rural (REDR)
  • Red Estatal de Desarrollo Rural (REDER)
  • SEO/BirdLife
  • Solabria S. Coop.
  • Som Energia SCCL
  • Unión Española Fotovoltaica (UNEF)
  • Federación de Industria Construcción y Agro (UGT-FICA)
  • Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de Madrid (UNCUMA)
  • Unión Nacional De Cooperativas Consumidores Y Usuarios De España (UNCCUE)
  • Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)
  • WWF España