El reciclaje y la reducción requieren cambios en la gestión de residuos

La producción de residuos y su eliminación en vertederos o por incineración es un problema económico, sanitario y ecológico grave, cuya solución requiere de la separación de la materia orgánica en domicilio y políticas de reducción de producción de envases. La ciudad de Soria está en el momento oportuno para avanzar en este sentido.

En la actualidad está en tramitación un nuevo proyecto legislativo europeo en materia de residuos. La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo ha propuesto una tasa de reciclaje de residuos del 70 % en la UE para el año 2030, frente al actual objetivo del 44 %; que es incumplido ampliamente en Soria

En estos días en los que se celebran actos de promoción y concienciación del reciclaje en la ciudad de Soria observamos que se recicla sólo el 14 % del 1,1 kg de basura que producimos por persona y día, es decir que reciclamos 154 gramos/persona/día; y llevamos al vertedero el 86 % de nuestra basura (no reciclamos 950 gramos/persona/día). Para no generar dudas, en términos anuales reciclamos 56 kg, y al vertedero enviamos 346 kg de los 402,9 kg de basura/año que producimos cada soriano. En cualquier caso muy lejos de los objetivos planteados por la Unión Europea del 44 % de basura a reciclar.

Ahora bien, sólo se separa vidrio, papel-cartón, y envases metálicos y plásticos. A falta de cifras oficiales (que existen pero que no aportan de forma pormenorizada ni el Ayuntamiento ni Ecoembes ni Valoriza) ASDEN-Ecologistas en Acción estima que en Soria se separa en torno al 40 % del vidrio, papel y envases que producimos en casa. De todas formas se habla de fracción que se separa, y no de la que se recicla, porque hay una parte importante de envases que se separan pero que no se reciclan por cuestiones técnicas o económicas.

El actual sistema de reciclaje se inició en Soria hace casi 20 años, siendo ASDEN-Ecologistas en Acción uno de los agentes sociales que propuso y dinamizó el sistema de reciclaje realizando campañas al respecto e incluso unas jornadas pioneras en la provincia. Si en aquel momento las autoridades hubieran aceptado la propuesta ecologista de separar y compostar la materia orgánica, hoy Soria sería un referente nacional que estaría separando y reciclando más del 44 % de la basura, estado en disposición prefetente de cumplir con el objetivo del 70 % para el año 2030. De todas formas en la planta de Golmayo se debería estar realizado una separación y compostaje de materia orgánica, pero por extrañas razones no se realiza o es ocultada. Lo cierto es que en algún momento se fabricaba compost, pero después de tiraba al vertedero.

En estos momentos el Ayuntamiento de Soria está elaborando un nuevo pliego para la gestión de la recogida y tratamiento de basura, por tal motivo ASDEN-Ecologista en Acción se dirigió hace dos meses por escrito para pedir las cifras de producción, reciclaje y envió a vertedero de basuras. También se mostró la disposición de los ecologistas a asistir a procesos de participación activa. Además se proponía el promover la separación en domicilio de la materia orgánica, y ponerla en marcha cuanto antes y de forma experimental con ciertos barrios o vecinos. En cualquier caso el actual sistema de gestión privada, en el cual Ecoembes tiene importantes intereses en que se usen envases de usar y tirar, impide el avanzar en la separación de la materia orgánica en domicilio, y en un sistema de envases con deposito, devolución y retorno que ya funciona en otros países. También es básico que haya una planificación de las campañas educativas a largo plazo y al servicio del los intereses generales y no de las empresas concesionarias o intermediarias.