No al campo de golf de Viña Rango

No nos ha cogido de sorpresa, Ecologistas en Acción ha venido presentando multitud de denuncias en estos últimos años, ante el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica, por la manifiesta ilegalidad de este campo de golf.

El día de la inauguración del campo de golf (el 28 de agosto de 2003), hicimos pública una nota en la que este campo de golf se había construido de forma ilegal y carecía de licencia de apertura, la Casa Club no tenía licencia de obras, y se estaba regando de forma ilegal con agua del canal del bajo Guadalete. Además advertíamos que la licencia de obras era manifiestamente ilegal pues ni siquiera estaba aprobado el Plan de Actuación Urbanística (PAU) y por tanto los terrenos seguían siendo no urbanizables a todo los efectos, hecho que ha motivado la anulación de las licencias de obras por parte del TSJA.

Este campo de golf se comenzó a construir en el año 2000, cuando el Ayuntamiento no otorgó la licencia de obras hasta abril de 2002. La Consejería de Medio Ambiente aprobó la Declaración de Impacto Ambiental Viable con fecha 10 de junio de 2000, con la condición vinculante de que el riego de las zonas ajardinadas y de los greens tenía que realizarse con agua depurada procedente de la EDAR Las Galeras, prohibiéndose la captación de aguas del acuífero. Así mismo se exige que no se construya el campo de golf hasta no disponerse de los caudales necesarios de agua depurada reciclada. Pues bien, el campo de golf se ha estado regando ilegalmente con agua del acuífero y, a partir del 2002, con agua del canal de la zona regable de la costa noroeste, sin concesión administrativa y en contra de la citada Declaración de Impacto Ambiental. La Consejería de Medio Ambiente modificó de forma fraudulenta esta condición (una muestra más del trato de favor que ha tenido este proyecto promovido por el ex consejero de la Junta Ramón Marrero); no obstante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir no les ha autorizado a regar con agua del canal sino que sólo les autorizó el pasado 24 de mayo el riego con agua de la depuradora Las Galeras, cosa que no están haciendo, de forma que se ha seguido regando el campo de golf todo el verano de forma ilegal. Hay que destacar que ante nuestras numerosas denuncias tanto los responsables de IP como del PSOE han contestado con un silencio cómplice que demuestra su connivencia con estas continuas ilegalidades.

Ecologistas en Acción exige el inmediato cierre del campo de golf y el precintado de las instalaciones de riego ilegales; así mismo demandamos la depuración de responsabilidades tanto al alcalde como al PSOE local (hay que recordar que la sra. Gamero estuvo en la inauguración del campo de golf) y a la Junta de Andalucía que ha estado mirando hacia otra parte para favorecer al sr. Marrero.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por la sentencia que anula las licencia de obras del campo de golf, y espera que sea el inicio del fin de la impunidad que creían tener los especuladores urbanísticos y los políticos que se han dedicado a favorecer las promociones ilegales en vez de defender el interés público. Esperemos que a partir de ahora sean los fiscales quienes actúen ante tanta ilegalidad y no haya que esperar a que lo hagan los particulares.