La falta de medios para medio ambiente en Toledo condena a una larga agonía a una cigüeña

Esta mañana los bomberos del ayuntamiento de Talavera de la Reina han retirado un pollo de cigüeña blanca que pendía muerto tras permanecer colgado desde ayer de la torre del agua de la localidad de Cazalegas.

El animal ha sido recogido tras sufrir una larga y penosa agonía que comenzó ayer por la tarde cuando vecinos de la localidad alertaban al ayuntamiento de Cazalegas de la presencia de una cigüeña que se debatía colgada de una cuerda en el nido ubicado en la torre del depósito del agua. Se daba la circunstancia que además la escena era contemplada por los niños que jugaban en un parque cercano.

Hasta aquí nada desgraciadamente anormal. Como ocurre con tantos ejemplares de cigüeñas en esta provincia, un ave se había enredado en una cuerda que los adultos han recogido del campo o de un basurero. En el nido los pollos terminan por enredarse y perecen estrangulados o colgados si tienen la mala suerte de caer de la plataforma.

Pero en este caso las circunstancias han sido especialmente trágicas y denunciables. Cuando todavía la cigüeña estaba viva y tras que el ayuntamiento pusiera los hechos en conocimiento del 112 y de medio ambiente de Toledo, nadie acudió a recogerla.

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural no dispone de equipos para trabajos en altura, sobre todo después de que la Consejería prescindiera de la que dotaba a los agentes medioambientales de esta función. Además, ni ella, ni los bomberos de la Diputación disponían de una escalera para retirar el pollo. Unos no la tienen, los otros la tienen en reparación al parecer.
Así se consumió la tarde de ayer y toda la noche de hoy sin que nadie retirara la cigüeña. Al llegar la mañana y tras pasar toda la noche colgada de la pata, la cigüeña había muerto.

Aun así y en un desesperado intento que es de reconocer, el ayuntamiento de Cazalegas se puso en contacto con el de Talavera de la Reina y esté sí mandó un camión con escalera y hoy a mediodía han procedido a retirar el cadáver del ave protegida.

Este suceso pone de manifiesto las deficiencias que hay en la provincia cuando ocurre un problema ambiental, o se llega tarde o no se llega. La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural debiera dar explicaciones de porque no dispone de medios para asumir sus funciones. Y los equipos que no acudieron a colaborar debieran explicar cómo pueden estar funcionando sin escalera, ¿qué ocurriría si sucediera otro tipo de desgracia más grave?

Toledo se está destacando cada vez más por su deficiente atención al medio ambiente, esta vez lo ha pagado con su vida un pollo de cigüeña blanca, la próxima puede ser algo mucho más grave.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha pedido una reunión urgente con el nuevo Director Provincial, D. José Luis Rojo, que por fin llena una vacante de meses que ha tenido descontrolada y sin dirección en materia de medio ambiente a toda una provincia.


Más fotos



Visitantes conectados: 1878