Se inician los incendios en el campo de tiro de Cerro Muriano

Las avionetas de carga en tierra del INFOCA, siguen refrescando el perímetro del campo de maniobras de Cerro Muriano con el objetivo de evitar que el fuego sobrepase la línea cortafuegos, que rodea los terrenos destinados al adiestramiento militar. Ayer noche, como consecuencia del fuerte viento originado por la tormenta que afecto a Córdoba, el frente de fuego, superó en dos ocasiones las infraestructuras de defensa, siendo neutralizados de manera efectiva y rápida, por el operativo de extinción del INFOCA.

Esta situación, que viene repitiéndose todos los años, no tiene justificación de ningún tipo y requiere una solución definitiva. A la vez que el Ministerio de Defensa se afana en resaltar la conservación de los espacios naturales que están bajo su tutela, con sus prácticas de tiro real, siembran la superficie del campo de maniobras de Cerro Muriano de explosivos, que detonan con la subida de las temperaturas cada verano.

Ecologistas en Acción denuncia, que el campo de tiro de la base militar de Cerro Muriano, supone un riesgo recurrente y permanente de incendios forestales desde que se inició las prácticas de tiro hace ya 50 años, siendo los términos municipales de Obejo y Córdoba los más afectados. La Junta de Andalucía, es consciente que mientras se mantenga el polígono de tiro de Cerro Muriano, esta parte de Sierra Morena estará en permanente peligro. Consecuentemente, esto supone, una situación de constante peligro tanto para los militares que forman parten del dispositivo de extinción como para los bomberos forestales y pilotos integrados en el INFOCA.

Desde Ecologistas en Acción, ante el primer incendio forestal de la temporada en el campo de tiro de Cerro Muriano, volvemos a pedir a la Junta de Andalucía, que solicite formalmente al Ministerio de Defensa la adopción de las siguientes medidas:

  • Prohibición definitivamente del uso de fuego real en el campo de tiro.
  • Retirada de proyectiles de la zona de caída y alrededores, incluyendo parcialmente los terrenos forestales linderos.
  • Recuperación ambiental de la zona afectada.

La adopción de las medidas anteriormente señaladas, facilitaría la incorporación en un futuro próximo, de las más de 4.000 hectáreas del campo de maniobras de Cerro Muriano, a la red NATURA 2000, dando así continuidad por Sierra Morena central, a la red más importante de espacios naturales protegidos de carácter europeo.