Multitudinario debate sobre incendios forestales en Nava de la Asunción

El 18 de junio la Asociación Terractua, perteneciente a la Red Ambientalista Segoviana, organizó, en Nava de la Asunción, un debate sobre los incendios forestales al que asistieron unas 200 personas. El incendio sufrido en la comarca el pasado 20 de abril, que ha provocado preocupación en la zona, ha propiciado un debate plural y multitudinario.

El incendio se inició en el pinar de Nieva “Los Piornales”, en unos días catalogados de excepcionalmente secos y de alto riesgo de incendio, presuntamente asociado a la quema de restos de poda. A la rápida expansión del incendio contribuyeron el fuerte viento y la densa vegetación de la zona afectada. Ardieron, según datos oficiales, 297 hectáreas del pinar de Nieva y en torno a 80 hectáreas del pinar de “Las Ordas” de Nava de la Asunción, 377 hectáreas en total.

La reunión incluyó dos mesas redondas, de diferente enfoque. La primera contó con la presencia de Miguel Ángel Hernández Soria, miembro del Área de Protección Ambiental de Ecologistas en Acción, Esaú Escolar Santos, presidente de la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León, el Senador del Partido Popular Juan Carlos Álvarez Cabrero y José Luis Aceves Galindo, procurador las Cortes Generales por el Partido Socialista y portavoz de Medioambiente del Grupo Parlamentario Socialista las Cortes de Castilla y León.

En esta primera mesa redonda se analizaron las dotaciones humanas, económicas y materiales con que cuenta Castilla y León para hacer frente a los incendios forestales, las políticas en prevención y extinción de incendios forestales de la Junta de Castilla y León y también se valoraron los aciertos y las carencias del Plan de Protección Civil ante emergencias por incendios forestales: INFOCAL.

De este primer debate se extrajeron varias conclusiones:

  1. El cambio climático aumenta los fenómenos extremos, en especial en los países del arco mediterráneo, y eso hace necesaria una adecuación de las campañas de vigilancia, prevención y extinción de incendios a las fechas en que se producen las situaciones de riesgo.
  2. Existe una mayor vulnerabilidad de las masas de pinos, especialmente de repoblación, a este tipo de incendios. Por ello es necesario tener una visión amplia de la gestión y tener en cuenta el contexto de cada masa forestal, favoreciendo la biodiversidad y la implantación de especies menos pirófilas.
  3. Una buena red de vigilancia y medios de rápida intervención puede evitar que los incendios se conviertan en un gran incendio forestal. Para ello es necesario seguir mejorando en medios, dotaciones, personal y financiación de los operativos.

La segunda mesa redonda contó con Aurelio Ajo Villagra, presidente de la Junta Agropecuaria Local, Luis Ajo García, empleado municipal, Guillermo Arranz Bartolomé, de la Asociación Nacional de Resineros, Marta Cebrián Lozano, de la Asociación Forestal de Segovia, Juan José Maroto Sáez, alcalde del Ayuntamiento de Nava de la Asunción y Luis Muñiz García, concejal de Nieva.

Algunas de las conclusiones de este segundo debate fueron:

  1. Que se produzca una víctima, es un fracaso en la extinción, por pequeño que sea el incendio. La implantación en los municipios de los Grupos Locales de Pronto Auxilio, con voluntarios organizados, con formación y medios, así como el aprovechamiento de los conocimientos locales de las zonas afectadas, serán de gran utilidad para colaborar con los medios profesionales.
  2. Las parcelas de pinar han de estar en agrupaciones de propiedad para gestionar el monte de forma integral y eficiente. Debe tratarse la vegetación y tener infraestructura suficiente para que estén preparadas ante los riesgos que suponen los incendios forestales.
  3. La Educación Ambiental y la persecución de infracciones y negligencias, son factores importantes que ayudan en la prevención de los incendios.

Respecto a las actuaciones de los equipos de extinción en este día, se pusieron de relieve dos deficiencias graves: la tardanza en la intervención de los medios en los primeros momentos y la descoordinación inicial. A juicio de los asistentes, ambas influyeron gravemente en el desarrollo del incendio. También se cuestionó la falta de medios aportados por el equipo de bomberos de Coca, el más cercano al lugar del suceso. Se echó en falta una mayor coordinación entre los medios profesionales y locales y se destacó la labor de los responsables de la zona así como de todos los voluntarios que arriesgaron sus vidas.