Rechazan el traslado de miles de litros de aceites tóxicos

La Plataforma Andaluza Contra la Incineración de Residuos y por un Aire Limpio (PACIRAL), en la que participa Ecologistas en Acción, rechaza enérgicamente el traslado de miles de metros cúbicos de aceites tóxicos depositados en las lagunas de “Las Madres”, situadas en la localidad de Arganda, Comunidad Autónoma de Madrid, para su posterior incineración en seis cementeras, entre las que se encuentran las de Gádor (Almería), Carboneras (Almería) y Jerez (Cádiz).

Entre 1985 y 1995 la empresa ULIBARRIS, S.A., perteneciente al GRUPO PIQ, S.A., utilizó como vertedero incontrolado las “Lagunas de las Madres” en Arganda, enclavadas dentro del “Parque Regional del Sureste” y pertenecientes a la Red Natura 2000”, una antigua gravera que por aquel entonces la habitaban numerosas especies de aves acuáticas.

En las lagunas se depositaron más de 50.000 mil metros cúbicos de aceites industriales tóxicos sin que las diferentes administraciones: Central, Autonómica y Local pusiesen los medios para evitarlo. De ese modo se fue gestando un desastre medioambiental cada vez mayor que, en una situación de normalidad democrática, debería haber supuesto, a todos los niveles: dimisiones, sanciones administrativas y condenas por delito medioambiental.

Diversos colectivos ecologistas, vecinales y políticos han denunciado la presencia de los residuos tóxicos y, como consecuencia de ello, conseguido que el Parlamento Europeo tome cartas en el asunto con la apertura, por parte de la Comisión, de una investigación preliminar.

Desde el 2014 se realizan trabajos de limpieza y acondicionamiento de la zona con el objetivo de su recuperación medioambiental. Según los datos publicados por diversas fuentes, el coste de dicha actuación podría oscilar entre los 8,6 millones de euros a 20 millones de euros.

Mientras se invierte dinero público en rescatar un espacio contaminado por una empresa privada, que se ha marchado de rositas, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, perteneciente al PP, a preguntas de la oposición, ha emitido un informe, de fecha 22 de mayo 2017, donde se concreta el destino de los aceites tóxicos. De las seis cementeras elegidas tres se localizan en Andalucía: Gádor, Carboneras y Jerez. Fuentes de Ecologistas en Ación de Gádor afirman que la mayor parte de los aceites tóxicos se quemarán en su cementera.

La Plataforma rechaza que, nuevamente, se utilice a Andalucía como cloaca, situándonos a niveles tercermundistas en relación con la gestión de los residuos, como ya sucedió con el cementerio nuclear de “El Cabril o el macro vertedero de Nerva, por citar algunos ejemplos.

Considera que debe resolverse el problema de los residuos en el sitio de origen; tratados, ante todo, de acuerdo con la jerarquía de residuos, dando prioridad a los niveles superiores para la prevención de residuos, la reutilización, el reciclado, el rediseño de los productos, el principio de quien que contamina paga y la asunción de responsabilidades políticas ante la mala gestión de los asuntos de carácter público.

La Plataforma pondrá todos sus efectivos para impedir que el Gobierno de la Comunidad de Madrid, encabezado por Cifuentes, se salga con la suya, iniciando una campaña de denuncias y recogida de firmas. Exigimos al Gobierno andaluz que gobierne, tome cartas en el asunto y se ponga a trabajar de inmediato para impedir que traten a Andalucía como al basurero del Estado español y de Europa.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 639