Vertidos al Guadalquivir de la Mina de las Cruces

Ecologistas en Acción ha elaborado un informe sobre los peligros del paso de las tuberías de Cobre las Cruces por la Algaba para despejar dudas sobre su letal contenido, frente a las declaraciones de la Junta que asegura que transportarán aguas inocuas.

El informe recoge que las tuberías de la mina verterán al Guadalquivir, a la altura de La Algaba, más de medio kilo de arsénico diario y hasta un kilo de mercurio al mes, metales pesados de gran toxicidad que irán a contaminar el estuario del Guadalquivir, los arrozales y Doñana, afectando a actividades socioeconómicas y al principal humedal de Andalucía.

Además, se asegura que la tramitación del proyecto de tuberías a su paso por la Algaba es ilegal, en cuanto a que no ha sido objeto del preceptivo Estudio de Impacto Ambiental, limitándose a un Informe Ambiental, procedimiento de menores garantías ambientales y de participación pública, al considerar que las obras de tubería son una canalización y regulación de cursos de agua en lugar de lo que evidentemente son, un emisario para vertidos.

Buena prueba de la toxicidad de los vertidos la tenemos en las condiciones que pone la Consejería de Salud para su manipulación por la que se exige aislarla del público, el uso de trajes especiales, análisis de agentes infecciosos, etc.

También se informa de que el Estudio de Impacto de Impacto Ambiental general de la mina obvia cualquier referencia a La Algaba y no hace ninguna referencia a qué ocurrirá con la doble tubería que atraviesa el término municipal cuando la mina cierre.

En función de todas estas irregularidades el informe concluye con la necesidad de realizar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental que garantice la participación pública en La Algaba y considere las conducciones de aguas por la Algaba como lo que son, un emisario para un vertido en lugar de ocultar la realidad en una clara actitud de connivencia con la empresa por parte de la Consejería de Medio Ambiente.