La Ruta del Quijote puede ocasionar graves daños

Ecologistas en Accción de Ciudad Real denuncia el daño grave ecológico que las obras de la Ruta del Quijote pueden ocasionar al hábitat de especies en peligro en las estribaciones de Sierra Morena Oriental.

En los últimos días, con el empleo de maquinaria pesada se está “limpiando” el trazado de la vía pecuaria Cañada real Soriana a su paso por los Términos Municipales de Torre de Juan Abad, Torrenueva, y Viso del Marqués, en la provincia de Ciudad Real. Al parecer, estas obras financiadas por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y que inexplicablemente cuentan con la aprobación de la Consejería de Medio Ambiente, se realizan con motivo de la puesta en marcha de la denominada Ruta de Don Quijote, tienen por objeto abrir una franja a lo largo de la Vía Pecuaria de unos 10 metros de anchura (camino de 6 metros de caja y sus respectivos arcenes a cada lado), lo que supone una auténtica “autopista rural”. Cabe destacar que en gran parte de su trazado esta cañada se encuentra integrada en el paisaje del matorral mediterráneo circundante, con una cubierta de vegetación compuesta principalmente por encinas, coscojas y lentiscos.

La Cañada Real Soriana con sus teóricos 75 metros de anchura cuajados de naturaleza, en muchos caso bien conservada, ya que en gran parte de su trazado esta vía pecuaria se ha poblado de monte y matorral que constituye un magnifico corredor ecológico. Es un auténtico disfrute pasear por ella por estrechos senderos que forman vericuetos entre la vegetación circundante, que pueden permitir el paso de bicicletas, y vehículos agrícolas sin dificultad y son un privilegio para el que quiere disfrutar de la Naturaleza.

Desde Ecologistas en Acción no nos oponemos al uso público sostenible de las Vías Pecuarias y a que se fomente el turismo rural. Pero esto debe hacerse con sumo cuidado y respetando siempre los valores naturales de la zona, favoreciendo actividades como el senderismo o la circulación en bicicleta. Consideramos que la apertura de caminos “semiasfaltados” con la anchura que se pretende realizar facilitan el acceso masivo de vehículos a zonas muy importantes para la conservación de especies en peligro como el Aguila imperial ibérica, especialmente por las características de su hábitat que alberga importantes poblaciones de su presa principal, el conejo. El daño también se extenderá a los arroyos y junqueras circundantes que cruzan y transcurren a lo largo de esta cañada, y si como es previsible que el trazado del camino se remata con grava o zahorra el impacto ambiental y visual será todavía mayor, aparte de que permitirá el paso de vehículos motorizados por su trazado, algo que es incompatible con el espíritu de la Ley de Vías Pecuarias. Por ello, estas obras pueden suponer una vulneración de lo establecido en el Plan de Recuperación de esta especie, aprobado mediante el decreto 275/03

Desde ECOLOGISTAS EN ACCIÓN CIUDAD REAL, exigimos inmediatamente la paralización de las mismas y el replanteamiento de este proyecto que necesariamente habrá de ser consensuado e informado a la opinión publica. El dominio publico debe ser defendido conservándolo íntegramente, por ello es inadmisible que se desmonte vegetación y se roturen junqueras, lechos de arroyo y manantiales para dar cabida a un camino innecesario e incompatible con la conservación de estos parajes. Se puede transitar por esta cañada y disfrutar de la naturaleza estando como está actualmente y no es necesario alterar esta situación con una pista ideada para vehículos motorizados que por otra parte causará un grave impacto ecológico a la flora y fauna, agravado si consideramos que se está realizando en pleno periodo reproductivo de las especies habitantes de estos lugares, lo que supone una infracción a la Ley 9/1999.




Visitantes conectados: 430