La bipolaridad de Lucas-Torres con las aves

Ecologistas en Acción de Ciudad Real denuncia la bipolaridad de Antonio Lucas-Torres, alcalde de Campo de Criptana, quien se ha declarado amante y defensor de las aves autóctonas en una exhibición de cetrería organizada por su gobierno el pasado fin de semana, al tiempo que lidera el ataque a los planes de gestión de las ZEPA de Castilla-La Mancha.

El pasado domingo 1 de octubre el gobierno de Campo de Criptana organizó, como viene haciendo en los últimos años, un espectáculo de cetrería en lo que denominan “ La Aventura de las Aves”, dentro del programa de actividades “Doce vientos, doce aventuras”.

En ocasiones anteriores, Ecologistas en Acción ha mostrado su descontento con esta actividad, que aunque se considere tradicional y goce de cierta buena prensa, no es otra cosa que una utilización exhibicionista de especies retenidas en cautividad que poco tiene de natural. No creemos que sea esta la mejor manera de introducir a los más jóvenes al conocimiento de las aves rapaces. Más bien al contrario, pues las nuevas generaciones se están acostumbrando a una fauna salvaje de zoos, circos y espacios artificializados, donde sus hábitos, comportamiento y condiciones de vida, nada tienen que ver con los que manifiestan en sus hábitats naturales, lejos del hombre. Hábitats, por cierto, cada vez más reducidos y vulnerables, que han provocado que muchas de estas especies de aves rapaces estén en peligro de extinción.

Nos preguntamos por qué, siendo un Campo de Criptana un lugar privilegiado en La Mancha, al disponer de una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) en el término municipal, donde también es fácil contemplar algunas rapaces, no organiza alguna actividad para conocer a estas aves en su entorno natural, y para sensibilizar a las nuevas generaciones sobre la necesidad de proteger estos espacios.

Quizá la explicación pueda estar en la bipolaridad de su alcalde, Antonio Lucas-Torres, que al mismo tiempo que pretende erigirse en un amante y defensor de la avifauna autóctona con este tipo de exhibiciones, lleva desde hace varios liderando el ataque a esa misma ZEPA, que es de los pocos reductos manchegos donde la intervención humana aún no ha sido tan desnaturalizante como para impedir el desarrollo natural de las colonias de aves. Resulta difícil de entender este amor por las aves, cuando ha intentado por todos los medios boicotear los planes de gestión que el gobierno regional está elaborando para garantizar la protección este tipo de espacios. ¿Que entiende el Sr Lucas-Torres por protección de la fauna autóctona?
¿Alguien puede explicarnos esta bipolaridad?