Andrés Ocaña pone en riesgo la capitalidad europea de la cultura

El primer teniente alcalde de Córdoba, con su enfrentamiento con la Junta de Andalucía en relación con las parcelaciones ilegales de Medina Azahara, pone en peligro el apoyo que la Junta de Andalucía debe dispensar a la candidatura cordobesa a la capitalidad de la cultura 2016.

La actitud del edil es claramente temeraria por lo que supone de apoyo a aquellos que, con una actitud irresponsable e ilegal, están violando gravemente el entorno del segundo más importante conjunto monumental de nuestra ciudad.

Andrés Ocaña, por otro lado, ante su incapacidad para poner fin a lo que fue denominado como «cáncer» de nuestra Sierra por el anterior coordinador general de su organización política (Julio Anguita), exige a la Junta, para poder llevar a cabo la necesaria protección de Medina Azahara, la expropiación de las viviendas de los presuntos delincuentes urbanísticos.

Para Ecologistas en Acción, la expropiación resultaría a todas luces absurda. Efectivamente, ésta sólo podría llevarse a efecto de acuerdo con la situación en que las fincas aparecen en el Registro de la Propiedad, esto es, como fincas indivisas no urbanizables, las cuales, lógicamente, de haberse mantenido así, no perjudicarían el entorno. La ilegal, ilegítima e insolidaria parcelación y posterior urbanización de estas fincas no sólo contraviene la Ley del Suelo y el PGOU, sino que, además, daña el patrimonio de todos los cordobeses. Por lo tanto, la respuesta de una Administración seria y respetuosa con la legalidad no puede consistir en compensar a aquellos que, concientemente, actúan al margen y contra la Ley.

Desde Ecologistas en Acción pedimos, una vez más, que el Ayuntamiento haga cumplir la Ley y evite que la actitud depredadora de unos pocos hipoteque el derecho de las generaciones futuras a disfrutar de una Sierra no urbanizada y de un conjunto monumental integrado en un contexto digno.