Recomendaciones para desestimar recurso contra el Tireless

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, Adrian Geelhoed, recomendó en el día de ayer, 1 de diciembre de 2005 que se desestime el recurso de la Comisión contra Londres por el que solicita declarar que durante el accidente del submarino nuclear “HMS Tireless” de la Royal Navy, en 2002, Londres incumplió.

Geelhoed consideró en unas conclusiones que conforme a la jurisprudencia anterior, las actividades comprendidas en el ámbito militar están excluidas del ámbito de Aplicación del Tratado de la Comunidad Europea de la Energía Atómica.

La opinión del Abogado General no vincula al Tribunal de Justicia, pues su función consiste en proponer al Tribunal de Justicia, con absoluta independencia, una solución jurídica al asunto del que se ocupa. Los jueces del Tribunal de Justicia comenzarán ahora sus deliberaciones sobre este asunto y la sentencia se dictará posteriormente.

Ecologistas en Acción en el Campo de Gibraltar recordaron al Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE, Adrian Geelhoed, que la denuncia puesta cuando el “HMS Tireless” estuvo en Gibraltar vino propiciada porque el Puerto del Peñón es de categoría Z, lo que significa que no puede acoger reparaciones de submarinos nucleares.

Ecologistas en Acción declaró que el Puerto de Gibraltar si está autorizado para que los submarinos nucleares atraquen y permanezcan como recreo de la tripulación o avituallamiento al ser de clase X, pero no para que los reparen y pongan en peligro a más de 250.000 personas del Campo de Gibraltar.

Ecologistas en Acción ha recordado que cuando el “Tireless” llegó a Gibraltar venía de que hubiera un escape radiactivo en las costas de Sicilia (Italia) de sistema primario del circuito de refrigeración del reactor del submarino.

Ecologistas en Acción denunciaron que se estaba arreglando sin que la población tuviera conocimiento y de que este Puerto era de categoría Z y por tanto se estaba incumpliendo el Tratado de Uratón.

Ecologistas en Acción manifestó que la sentencia tiene que ser ejemplar ante un atropello a más de 250.000 personas, porque nos engañaron desde el principio hasta el final sobre lo que se estaba haciendo al submarino, ya que primero dijeron que iba a estar una semana, después un mes y al final se quedó un año haciendo "con total impunidad reparaciones nucleares".