Hernán se hizo la piscina en su casa

Ecologistas en Acción denunció el pasado día 1 que las ilegalidades urbanísticas en nuestro término municipal llegaban a los más altos responsables municipales, pues el propio alcalde podría haber realizado obras en su casa sin licencia municipal. Ecologistas en Acción solicitó el pasado mes de junio información al Ayuntamiento sobre las obras de ampliación de la vivienda que compró Hernán Díaz en enero de 1997, la construcción de una piscina y la tala de pinos, solicitud que se nos ha negado por parte del concejal de Urbanismo, mientras que el concejal de Desarrollo Sostenible ni se ha dignado contestar.

Pues bien, la respuesta del alcalde no se ha hecho esperar, en rueda de prensa convocada tras la nuestra, arremetió duramente contra nosotros, llamándonos, entre otras lindezas, “terroristas” y que somos “el brazo armado de IU”. Lo cierto es que la documentación aportada por el alcalde a los medios de comunicación no viene más que a confirmar nuestras sospechas. El alcalde aporta una licencia de obras para ampliación de vivienda concedida el 9 de enero de 1997, curiosamente el mismo día que escrituró la casa. No debe existir una tramitación más rápida de licencia de obras en la historia; en todo caso es una afrenta a los ciudadanos que esperan meses la respuesta del Ayuntamiento para solicitudes parecidas.

Pero lo más grave es que la licencia para construir la piscina es de 26 de junio de 1997, notificándosele a la señora del alcalde, que es quien solicita la licencia, al día siguiente. En las fotografías aéreas que aportó Ecologistas en Acción en la rueda de prensa se puede comprobar como en junio de 1997 ya estaba totalmente terminada la piscina. Esta foto se realizó por encargo del propio Ayuntamiento y la ha certificado el Servicio de Información Geográfica y Estadística del mismo. O sea, Hernán Díaz se construyó una piscina sin licencia y la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento le concede licencia una vez terminada, sin que se le haya abierto expediente alguno por esta grave infracción urbanística. Además, en su casa faltan árboles, y se ha elevado la valla perimetral con mampostería hasta una altura de dos metros, lo que incumple las normas urbanísticas, que sólo permiten 50 cm. opaco, y el resto, hasta los dos metros, de setos vegetales o elementos diáfanos (art. 10.7.8 del actual PGMO).

¿Seguirá el PSOE apoyando al alcalde? No hay nada más irresponsable que apoyar a un político condenado por la justicia e inmerso en múltiples procesos judiciales; si, además, se ha dedicado a hacer obras sin licencia, la situación es inadmisible.

Ecologistas en Acción no va a admitir más “zarpazos” del alcalde. No somos el “brazo armado” de nadie, somos un grupo pacifista y que hemos demostrado nuestra independencia de todos los partidos políticos a lo largo de 23 años de lucha incesante en defensa del medio ambiente y de la legalidad urbanística y medioambiental, en todos y contra todo tipo de gobiernos municipales. Y desde luego no vamos a admitir que se nos llame “terroristas”; si no se disculpa el Sr. Hernán Díaz, le interpondremos una denuncia judicial -que será la enésima contra Hernán- por injurias y calumnias.