Motoradas ilegales: hay que ponerles fin

La sentencia deja bien claro que el Ayuntamiento es el responsable de la organización las “motoradas”, y que estas vulneran derechos constitucionales, como la intimidad familiar, e incumplen las normas establecidas contra la contaminación acústica. Así mismo declara ilegal esa especie de ‘estado de excepción’ en el que nos obliga a vivir el alcalde durante la celebración del mundial de motociclismo, al cerrar calles de forma arbitraria y permitir todo tipo de infracciones de tráfico.

Esta sentencia es un importante varapalo para el alcalde y los concejales, incluidos en las últimas ediciones los del PSOE, que han apoyado la celebración de esta mal llamada fiesta motera. Si ilegal fue el bando del 2001, ilegales han sido por tanto todos los demás. El alcalde ha hecho caso omiso a las múltiples quejas de los vecinos de El Puerto y de las denuncias formuladas por particulares y entidades, como Ecologistas en Acción que ha denunciado reiteradamente, tanto ante el alcalde como ante la policía municipal, el sistemático incumplimiento de las Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente contra Ruidos y Vibraciones. Y otra vez más ante los hechos probados y condenados, su única salida es presentar recurso, incluso en este caso en que la sentencia es firme y no cabe recurso alguno.

Ecologistas en Acción solicita que se eleve al Pleno la propuesta de prohibir la “motorada” de ahora en adelante. Así mismo exigiremos al alcalde que abone la indemnización al vecino que denunció la “motorada” del año 2001 de su bolsillo, pues es él, y no los ciudadanos de El Puerto, el responsable de esta manifiesta ilegalidad.