Descomunal desmonte en una de las vertientes del Río Dílar

Ecologistas en Acción de Granada ha remitido escritos a Medioambiente, Obras Publicas, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Ayuntamiento de Dilar en los que solicita se inicie la correspondiente investigación para averiguar los autores de este hecho y la paralización cautelar de los trabajos que se vienen realizando antes de que el daño sea irreparable.

Ecologistas en Acción señala en sus escritos, enviados a los organismo con competencias en la zona afectada, que en el término municipal de Dilar, sobre suelo rustico no urbanizable, se esta produciendo un descomunal movimiento de tierras que se localiza junto a la carretera de Gojar a Dilar y ha escasos metros del Rio.

El desmonte de tierra se viene realizando desde la semana del día de la Constitución y se esta vaciando el tajo y retirando la tierra extraída con camiones, sin que se sepa el motivo de estas actuaciones, el volumen de tierra movida es muy considerable y debería atenerse a la Ley Protección Ambiental.

Se da además las circunstancia de que la finca no dista más de cien metros de la margen del Rio Dilar por lo que se encuentra en zona de Policía y para realizar en ella las actuaciones que se vienen llevando a cabo es necesario el preceptivo informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El grupo ecologista indican que según el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Granada (POTAUG), la finca se encuentra ubicada tanto en la zona inmediata a los cauces (dista 30 metros de la orilla del río Dilar en el límite más al sur de la Finca) de la red hidrica principal de la Aglomeración e igualmente se halla en zona agromontana como espacio libre y relativos a explotación agrícola y en ambos casos quedan prohibidos los
usos y transformaciones como los desmontes y aterrazamientos.

Ecologistas en Acción ha dirigido escritos a la Consejería de Medioambiente, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Conserjería de Obras Públicas y Ayuntamiento de Dilar en los que denuncia a los autores de los hechos y ha pedido la urgente intervención de estos organismos para que se investigue si las actuaciones realizadas cuenta con las oportunas licencias de los organismos responsables y ha solicitado la paralización cautelar de los trabajos que se vienen realizando antes de que el daño sea irreparable.