Parque temático Coto de Macairena

De lo que se trata realmente es de una operación especulativa inmobiliaria de alto standing y que lo que hay detrás de ello es un gran pelotazo urbanístico con la recalificación de 3 millones de metros cuadrados.

Ecologistas en Acción señala "Que lo que tratan de vendernos como una Parque Temático y Ecológico no deja de ser en realidad más que una gran operación especulativa e inmobiliaria de alto standing y un gran pelotazo urbanístico". Lo que conlleva, es la recalificación de unos 3 millones de metros cuadrados, que ocuparía la urbanización del territorio que va desde la parte Alta del Municipio de Gójar y la zona Este del Municipio de Dílar, hasta la zona de influencia del Parque Natural de Sierra Nevada. Esto supondría, irremediablemente, la transformación y destrucción de todo este extenso territorio, de una zona que actualmente posee excepcionales valores paisajísticos y ecológicos y cuyos terrenos configuran la cornisa sur del área metropolitana, y que son el marco paisajístico de los pueblos de Gójar y Dílar a los que les aporta una gran calidad ambiental y paisajística.

Los Ecologistas indican que el denominado " Parque Temático o Complejo Coto de Macairena" que se quiere colar como un complejo medioambiental, es de lo mas insostenible y antiecológico, y además significa una aculturación del territorio por la transformación del mismo y por los impactos medioambientales que se generarían en toda la zona y en los pueblos de Gojar y Dílar, que se verían afectados por la enorme tensión urbanística y de tráfico que les afectarían, y por tanto con la pérdida de la calidad ambiental de la que ahora disfrutan.

No se puede considerar de ningún modo natural que estos pueblos, que suman entre los dos poco más de 5.000 habitantes, se vean de golpe y porrazo con unos 10.000 habitantes más. Ese crecimiento gigante condenará a estos municipios a perder, aparte de todos los valores enumerados, sus identidades como pueblos. Además, es el inicio de una enorme presión urbanística y medioambiental sobre el Parque Natural de Sierra Nevada.

Tanto los viales y carreteras que deberán realizarse para llegar y circular por toda la zona, de fuertes pendientes y bastante abrupta, como la macrocarretera que partiría desde la Segunda Circunvalación en la zona de Alhendín y pasaría por Dílar y Gójar, desarticularán el territorio y producirán unas afecciones territoriales, paisajísticas y ambientales que, como bien se recogen en la DECLARACION DE IMPACTO AMBIENTAL de la Revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico de Gojar, serán negativas e irreversibles, ya que alterarán las condiciones naturales y territoriales y el uso activo eminentemente agrícola de la zona. Pero asimismo los aproximadamente 10.000 vehículos de motor que se utilizarían a diario por los ocupantes de estas urbanizaciones y de los servicios de la zona, que tendrían como destino la capital y viceversa, generarían, aparte de un enorme derroche energético, la contaminación, ruidos y molestias de todo tipo sobre las poblaciones de Gójar y Dílar.

Igualmente las construcciones para las 3.200 pisos de lujo en bloques de hasta 4 plantas del altura, tendrán un enorme impacto (para hacernos una idea, si consideramos el Impacto que tienen la Urbanización de las Carmenes de San Miguel de tan sólo 500 viviendas y lo multiplicamos por más seis urbanizaciones como ésta), no se puede mantener lo de "mínima contaminación urbana" de la incidencia de estas urbanizaciones sobre el entorno, con la que los promotores tratan de vendernos este "ecológico" proyecto; a las que hay que sumar las otras construcciones como: hoteles, aulas, talleres, granja, museo, centro termal y deportivo, etc. y otra enorme afección ambiental es la construcción de los aparcamientos para vehículos y el tránsito de los mismos para los entre 500.000 y 700.000 visitantes/año que se proyectan.

Los Ecologistas han solicitado en sus escrito de alegaciones a los Alcaldes de Gójar y Dílar y a los técnicos del proyecto, que expliquen de donde van a salir los recursos hídricos ( el agua ) que se necesitan para mantener los 10.000 habitantes que se pretenden meter en las urbanizaciones de alto standing y demás construcciones, o el riego y mantenimiento del Campo de Golf de 18 hoyos, teniendo en cuenta que nada más que una instalación de este tipo gasta lo que una población de 15.000 habitantes, por lo que no salen las cuentas de regar el campo de Golf con agua reciclada, y se preguntan, si lo que pretenden es apropiarse del agua de la Cuenca del Río Dílar y dejar sin agua a los propios pueblos que se abastecen de este río, cuyo caudal es muy escaso y limitado.

Ecologistas en Acción destaca que este proyecto ha tenido una enorme contestación social por parte de los colectivos ecologistas, que se han manifestado en contra de esta macrourbanización con la presentación de numerosas alegaciones, y han solicitado en sus alegaciones a este macroproyecto que no se puede colar el mismo con una simple declaración de Impacto Ambiental que, además, se hizo en un marco no adecuado, como fue en la Revisión de las NN.SS. de Gójar. Quizás por eso ahora se ha presentado por la Vía de un Plan de Ordenación Intermunicipal e incluso ha aumentado el número de Pisos de Lujo hasta los 3.300, por lo que consideramos que es imprescindible el que se presente un nuevo ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL.
Este Proyecto tiene numerosas irregularidades y falta el informe y la autorización del organismo de Cuenca (Confederación Hidrográfica del Guadalquivir) que debe de acreditar con absoluta claridad que queda garantizada la dotación de agua suficiente para atender cualquiera de las actuaciones

Los Ecologistas indican que aunque a primeros de Noviembre presentaron escritos ante los Ayuntamiento de Gójar y de Dílar solicitando copia de dicho plan en formato digital, para su estudio y posterior presentación de alegaciones, basándonos en la Ley 38/1995, de 12 de Diciembre, de libre acceso a la información en materia de medioambiente, hasta la fecha no se nos ha facilitado la documentación solicitada, por lo que entendemos que se nos ha privado del acceso a dicha información y por tanto a la posibilidad de haber conocido en todos sus planteamientos el documento del POI "Coto de Macairena", para haber presentado todas aquellas observaciones y alegaciones que hubiéramos considerado oportunas, por lo que estimamos que se nos ha conculcado un derecho fundamental, como es el derecho de acceso a la información y a tenor de este hecho los ecologistas obrarán en consecuencia ante los Ayuntamientos de Gójar y Dílar y ante los organismos correspondientes, sin descartar la vía judicial.

Ecologistas en Acción Granada RECHAZA TAJANTEMENTE este lesivo y especulativo macroproyecto y esperamos seguir haciendo más alegaciones al mismo, cuando se nos restituya el derecho a la información pública y a la participación en el planeamiento territorial y urbanístico con todas las garantías que ampara la legislación vigente, y para ello se nos facilite el documento solicitado y aparezcan en el mismo todos los documentos que el propio Plan indica que faltan.