Contra el encauzamiento del Guadarranque

Con fecha 14 de Diciembre de 2005 ha sido objeto de publicación trámite de información pública del expediente estudio de soluciones para el proyecto de encauzamiento del río Guadarranque.

La importancia histórica y ambiental del río Guadarranque dentro de la comarca del Campo de Gibraltar, determina la necesidad de llevar a cabo medidas urgentes que eviten la completa degradación de este río. Existe en el mismo una contaminación potencial a causa de actividades ganaderas, agrícolas y, sobre todo, por residuos industriales y urbanos. Es por lo que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía lo define en sus informes periódicos como “uno de los ríos más contaminados de Andalucía”.

De hecho, en los estudios realizados y publicados durante años por la Consejería de Medio Ambiente (Planes Correctores de vertidos desde 1987 hasta 2002), “los niveles de concentración de metales en el río Guadarranque son superiores a los encontrados en el resto de los ríos estudiados en el litoral andaluz. El pH es ligeramente superior a los valores neutros y se encuentran las medias más altas de aceites y grasas. Se da en este río un incremento de las concentraciones medias de arsénico, litio y aluminio. Próximo a la desembocadura se encuentran los valores más altos de cromo y níquel.

Por otro lado, el desarrollo urbano e industrial, y los cambios en los usos del suelo en torno al río han destruido gran parte de las tierras ribereñas, produciéndose en los últimos años una eliminación de bosques fluviales y áreas palustres.

La usurpación indiscriminada del Dominio Público Hidráulico, sobre todo en la ribera del termino municipal de Los Barrios, donde la construcción de la Central Térmica y los asentamientos poblacionales con sus embarcaderos y rellenos continuos, se están poniendo en serio peligro ante una avenida de agua provocada por lluvias torrenciales.

Estos hechos han contribuido de forma significativa a la destrucción de las capas superficiales más fértiles. Sin embargo, la importancia de la riqueza botánica y faunística todavía es perceptible a pesar de su escaso cuidado durante décadas.

En el apartado 5.2. “Descripción del Proyecto” se afirma que la actuación del proyecto será desde el puente que pasa por encima del ferrocarril Algeciras -Bobadilla hasta el puente de la Ca-5121. A lo largo de estos 2,5 Kilómetros se contempla una excavación del fondo del río. Esta actuación como en otros ríos supone arrasar con todo su fondo natural, arrancando literalmente el Biotopo que se encuentra en el fondo de dicho cauce, biotopo que alberga importantes poblaciones de anfibios y otros animales que a su vez sirven de alimento para las aves, además de ofrecer una considerable población de galápagos leprosos.

Tanto para la ampliación del lecho del río y la corta de vegetación, como para la excavación de su fondo se necesita el uso de maquinaria pesada muy impactante para el equilibrio de un sistema fluvial, ya que además de muchos impactos ecológicos provoca una gran compactación de la estructura del suelo imposibilitando el desarrollo de muchas comunidades de especies de fauna y flora.

De llevar a cabo estas actuaciones van a provocar una importante degradación de la calidad del agua por el dragado, debido al incremento de la turbidez, con graves afecciones a la fauna acuícola y lógicamente posteriormente a la avifauna que usa este espacio para la alimentación; tenemos que recordar que en el curso de este río existen poblaciones importante de aves protegidas, entre ellas la Garzas, Fochas, Anades, Zampullines, Cormoranes etc. que utiliza esta zona para la alimentación y el descanso. Por otro lado la presencia de nutrias en este río es algo real, y se puede ver afectada si existe una disminución de la población acuícola de la zona.

Se prevé que en el margen izquierdo del cauce, se construyan motas de defensa de 3,65 metros, esta medida la consideramos desproporcionada y con un impacto paisajístico muy severo. El encauzamiento con motas de defensa va a cambiar la dinámica del río aguas abajo, incluso como hemos reseñado antes puede poner en grave riesgo, en caso de avenidas, los asentamientos ilegales en la ribera del municipio de Los Barrios.

Entendemos por tanto, que lejos de mejorar la calidad de las aguas de las riberas de este río y de los problemas integrales que padece, el proyecto objeto de las presentes alegaciones puede contribuir al deterioro o pérdida total del mismo.

Por todo, Ecologistas en Acción, pedimos la retirada de este proyecto y que en su lugar la Agencia Andaluza del Agua, abogue y adopte las medidas encaminadas a la recuperación del río Guadarranque, mediante la recuperación de la calidad de sus aguas, único medio para devolver la flora y fauna al mismo, así como la repoblación de sus riberas. Única y exclusivamente con el propósito de evitar la perdida de un importante enclave de “dominio Público”, con una gran importancia histórica y ecológica dentro de esta comarca del Campo de Gibraltar, que se ha visto gravemente perjudicado por la actividad humana. Y en el cual se incumplen, el Real Decreto Ley 1/2001 de 20 de Julio, por lo que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, y el Real Decreto 849/86 (Reglamento del Dominio Público Hidráulico).

Desde Ecologistas en Acción, queremos humildemente colaborar en la adopción de medidas para la recuperación del río Guadarranque.