Seis meses depués del incendio de Guadalajara, sin saber la verdad

El día 16 de julio de 2005, se iniciaba el peor incendio que ha asolado a Guadalajara en las últimas décadas. Casi 13000 hectáreas ardían en cinco días. Las condiciones climatológicas eran extremas, motivo por el cual la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha debía haber extremado las precauciones:

* prohibir hacer fuego en las barbacoas autorizadas.

* limpieza de cunetas de carreteras y ferrocarril.

* mayores efectivos.

* mayores medios.

* mayores campañas de sensibilización.

El día 17 de julio de 2005, las llamas acababan con la vida de 11 personas, que lo único que pretendían era apagar un incendio que amenazaba el Parque Natural del Alto Tajo, asi como miles y miles de hectáreas de bosques. Es decir, dieron su vida, heroicamente, por intentar atajar las feroces llamas.

Seis meses después, no sabemos la verdad. Ecologistas en Acción fue rechazado en la comisión de investigación de la Cortes Regionales, junto con muchos trabajadores y expertos que pedían ser escuchados. Todas las opiniones son importantes, sobre todo para evitar posibles catástrofes como la que Guadalajara ha vivido.

La falta de información, los fallos detectados en la coordinación y prevención de incendios forestales, la falta de medios humanos y económicos, la falta de sensatez y responsabilidad, se deben tener muy en cuenta en todos los procesos administrativos y judiciales abiertos y que en futuro se puedan abrir.

Los amigos y familiares de las once víctimas necesitan saber la verdad. La sociedad alcarreña se volcó en la manifestación del pasado mes de diciembre. Ecologistas en Acción quiere mostrar su total apoyo a familiares y amigos tras estos seis duros meses.

Creemos que se debe apoyar a todos los municipios afectados, a los vecinos y a todos los sectores que han sido perjudicados por este gran incendio. Consideramos que el largo listado de promesas realizadas por las diferentes administraciones públicas (carreteras, cobertura telefónica, infraestructuras de todo tipo,...), debe hacerse de una forma equitativa, responsable y cuidadosa con el medio ambiente. Se esta dando una peligrosa sensación, de que para conseguir carreteras, centros de salud, paradores, antenas de telefonía, etc... debe darse una catástrofe de este tipo. Esta estrategia política nos parece muy poco cuidada y deberían darse cuenta nuestros administradores, de que todos los servicios que ahora se anuncian, deberían dotarse sin que ocurra ninguna desgracia, en todos y cada uno de nuestros pueblos.

Ecologistas en Acción ha propuesto un cambio en la política forestal y de desarrollo rural, que promueve la Unión Europea y el gobierno nacional, ya que se ha demostrado que las actuales líneas y directrices políticas no están resultando eficaces para combatir ni las causas ni las consecuencias del despoblamiento rural y las catástrofes, como son los grandes incendios forestales.

Ecologistas en Acción, SOLICITA que se haga un especial esfuerzo en esclarecer las causas del incendio de Riba de Saelices (julio 2005), se depuren todas las responsabilidades administrativas y penales y se haga justicia con los familiares de las víctimas. También solicitamos nuestra intervención en el Parlamento Europeo.

Consideramos imprescindible que el Gobierno regional de Castilla-La Mancha y el Gobierno Central, inicien un debate público, abierto a todos los agentes sociales, a nivel regional y a nivel estatal que sirva para esclarecer las consecuencias de estas catastrofes y para iniciar las líneas maestras para llevar a cabo un cambio en las políticas de desarrollo rural, de prevención y extinción de incendios.

Es necesario un giro en la politica forestal donde primen las medidas preventivas, la concienciación de la ciudadanía, la profesionalización del personal encargado de la extinción, incluido el cuerpo técnico, y se establezcan los medios adecuados para paliar los daños sociales, ambientales y económicos, causados por estas catástrofes.