Parque Nacional del Teide: ¿Patrimonio de la Humanidad?

Ben Magec-Ecologistas en Acción, ante la propuesta de declaración del Parque Nacional del Teide como Patrimonio de la Humanidad, quieren manifestar lo siguiente:

Conscientes de que el Parque Nacional del Teide tiene más que suficientes valores y razones para ser declarado Patrimonio de la Humanidad, manifestamos que existen una serie de aspectos problemáticos que pueden afectar a la propia Declaración y convertirse en graves condicionantes para la misma.

Por esta razón creemos que es indispensable que para que el Parque Nacional del Teide mejore la imagen y sirva de ejemplo de un Espacio Natural merecedor del título de Patrimonio de la Humanidad, se tendrían que considerar los siguientes elementos:

Eliminación del teleférico:
Esta es una de las reivindicaciones que durante años han venido haciendo no sólo los grupos ecologistas, sino diversas administraciones e instituciones, canarias y europeas, al ser el elemento más impactante que existe en el Parque. El Cabildo de Tenerife, antes de convertirse en el socio mayoritario de la empresa, proponía la adquisición de acciones precisamente para poder eliminarlo.

Complejo del Macizo Central en El Portillo:
Que el proyecto previsto en el PIOT con carácter estructurante para la isla, a ubicar en El Portillo, y definido como Complejo del Macizo Central, consistente en infraestructuras turísticas duras para el medio que se trata, sea retirado por el enorme impacto que supone la futura área del complejo de restaurantes, salas diversas, aparcamientos, etc.

Erradicación del muflón.
Tal como propone el PRUG (artículo 6.4.b) y una serie de estudios científicos y centros de investigación, es indispensable y urgente la erradicación del muflón de este espacio y del resto de la isla por el grave daño ecológico que causa a la flora endémica y autóctona.

Plan Maestro de Acceso:
Que el Plan Maestro de Acceso se base más en un Plan de Movilidad Alternativa, que en un plan para acondicionar un mayor número de visitantes y vehículos particulares en el Parque. El principal problema del mismo es el elevado número de visitantes que recibe y la forma en la que acceden. Incrementar el número de visitantes, con el consiguiente fomento del tráfico de vehículos privados, en detrimento del transporte público y colectivo, aumentará ostensiblemente la congestión del tráfico en las carreteras de acceso y en el propio Parque, la contaminación directa e indirecta, a lo que habría que añadir la consiguiente demanda de consumo de nuevos espacios o habilitación de servicios de todo tipo en las denominadas áreas de servicio y dentro del propio Parque Nacional.

Carretera TF-21:
Que el Patronato del Parque Nacional del Teide, en consonancia con lo expuesto en diversos puntos del PRUG, en los que manifiesta la preocupación por la “Consolidación y utilización del carácter escénico de las carreteras TF-21, TF-24 y TF-38 frente a su utilización como vías rápidas de tránsito”, o en “Promover el desarrollo socioeconómico de las comunidades de entorno, especialmente mediante el fomento de programas y actividades de desarrollo sostenible”, se pronuncie a favor de otro proyecto de acondicionamiento y mejora de la carretera TF-21, en los tramos 2º y 3º, aún por realizar.

Un elemento esencial para mejorar la imagen del Parque Nacional del Teide es que sus gestores muestren a la ciudadanía, visitante y residente, su preocupación por la conservación del territorio, la calidad del aire, el ahorro de energía y la reducción de la congestión del tráfico.

Por todo ello, ante el temor de que dicha declaración sea utilizada por los responsables políticos como un reclamo para atraer más visitantes al parque, entendemos que los condicionantes enunciados deben ser solventados para dar nuestra adhesión a la declaración del Patrimonio de la Humanidad.




Visitantes conectados: 321