Petición de sanción a la quema de rastrojos

Ha llegado julio y las cosechas de cereales han llegado a su fin. El Real Decreto 1322/2002 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, obliga desde la campaña agrícola 2002-2003 a que los agricultores que hubiesen solicitado ayudas de la PAC se encontraban comprometidos a no quemar los rastrojos de los cultivos solicitados, siendo esta medida obligatoria e imprescindible para cobrarla, por lo que en caso de incumplimiento deberían de reintegrar dicha prima. Esto también es aplicable al cultivo del girasol a través de las ayudas agroambientales a las que se encuentra sujeto.

El pasado año, en los campos andaluces, muchos agricultores quemaron los rastrojos de cereales y de girasol impunemente sin serles impuesto ningún tipo de sanción por parte de las Administraciones Públicas, por lo que se produjo un efecto muy negativo ya que los agricultores notaron que se estaba dejando "manos libres" teniendo conciencia de dicha obligación.

La quema de rastrojos tiene un impacto muy negativo sobre el medio ambiente y la salud humana, aumentando las consecuencias del "efecto invernadero", afectando a numerosas especies como el Aguilucho Cenizo ó la Perdiz Roja, reduciendo gravemente el nivel de materia orgánica de nuestros suelos que da la fertilidad natural a los mismos favoreciendo la erosión y aumentando en gran medida el riesgo de incendios en Andalucía especialmente en veranos tan calurosos como el presente.

Es por ello por lo que debe ser especialmente escrupuloso el cumplimiento de esta norma en nuestra Comunidad para evitar que se vuelvan a repetir hechos tan lamentables como incendios producidos por la quema de rastrojos como el del pasado verano en la provincia de Málaga ("Las Pedrizas"), ó el del Castillo de las Guardas producido a finales de junio de este año afectando de forma importante al entorno natural de la zona.

Ecologistas en Acción de Andalucía ha puesto en marcha este año una campaña de concienciación entre los agricultores para que asuman el no quemar los rastrojos como "Buena práctica agrícola para la conservación de la fauna" tal y como marca la UE.

Ecologistas en Acción de Andalucía ha escrito una carta al Consejero de Agricultura y Pesca D. Isaías Pérez Saldaña pidiéndole este año no se haga caso omiso de la obligación que tienen de controlar el que los agricultores no quemen sus rastrojos y que se sancione a estos agricultores retirándoles las ayudas de la PAC y/o Agroambientales que hayan podido cobrar por estos cultivos.

La federación ecologista está realizando un inventario de zonas afectadas para en el caso de que la Consejería no cumpla con sus obligaciones realizar la pertinente queja Comunitaria.