Situación de los humedales en el Campo de Gibraltar

En el Campo de Gibraltar pueden resaltarse cuatro zonas húmedas de gran importancia, la del río Palmones, la del río Guadiaro, la de la Playa de los Lances, y la de la Laguna de la Janda (esta última es compartida con varios pueblos de la campiña gaditana).

Para mayor entendimiento, haremos una breve síntesis de las características de las mismas, señalando sus mayores afecciones.

La Laguna de la Janda

Para ampliar información referente a esta laguna recomendamos se remita a la página de Ecologistas en Acción en Cádiz.
Debiendo nosotros dejar constancia al respecto, que se ha realizado el segundo túnel de desagüe en la mismas, lo que generará que dicho humedal se mantenga en estado óptimo a muy corto plazo.

La desembocadura del río Palmones

Este humedal se sitúa entre Algeciras y Los Barrios.
Lamentablemente solo su carta parte se incluye como Paraje Natural, pese a su gran importancia ornitológica.
El estuario, situado en el mediterráneo tiene un flujo intermareal de características atlánticas.
Sus fangos consolidados están cubiertos de un tapiz vegetal de especies halófitas, presentando en los límites de transición con los canales y esteros unas formaciones de Junco Juncus maritimus muy peculiares dentro de las marismas gaditanas.

En la actualidad, corre un gran peligro en atención a dos actuaciones se llevan a cabo sobre sus llanuras de inundación (ambas cofinanciadas con fondos europeos); dichas obras no están bien planificadas y según un informe del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil carecen de los estudios previos necesarios.

Concretamente nos referimos a la obra del enlace secundario que se está realizando entre las carreteras A-381 y A-7, en la vega de “El Fresno Sur”.

Dicha obra conllevará un enorme impacto ecológico e hidráulico, ya que esta vega está situada en la zona de mayor riesgo de inundación de la Comarca, según la propia Consejería de Obras Públicas.

Además, este enlace es la primera fase para poder aplicar usos industriales sobre esta vega inundable, yendo en contra de una amplia y contundente sentencia del Defensor del Pueblo Andaluz, el cual se ha opuesto a la utilización urbanística de las vegas del río Palmones debido a los riesgos que “conlleva la naturaleza inundable de sus suelos y por su riqueza medioambiental”.

La desembocadura del río Guadiaro

Este espacio se halla en el término municipal de San Roque.
Su área de mayor importancia abarca 27 has., coincidiendo con la extensión de su Paraje Natural (el más pequeño de Andalucía).

La cubierta vegetal de este humedal se corresponde con la escasa influencia mareal que caracteriza al Mediterráneo, por lo que presenta una total ausencia de especies halófitas (inversamente a como sucede en los otros dos humedales campogibraltareños), lo cual propicia la abundancia en los niveles inferiores de Carrizo Phragmites sp., Castañuela Scirpus maritimus, Juncos Juncus sp., así como Tarajes Tamarix sp.; estando ocupados los niveles superiores por especies como Acebuche Olea europaea sylvestris, Lentisco Pistacia lentiscus, Zarza Rubus fruticosus y Fresno Fraxinus angustifolia.

Sus canales padecen un peligroso proceso de colmatación y se puede constatar la presencia de vegetación alóctona como la Caña Arundo donax o una desbordada población de Plumero de la Pampa Cortadeira selloana.

Este estuario se encuentra muy abrumado con la alta presión urbanística de la zona, y las consecuencias antrópicas.
Asimismo, debemos señalar que el pasado verano, como consecuencia de la sobre-explotación del acuífero, se padeció una mortandad de peces de gran magnitud; 60.000 peces, aproximadamente, debieron ser enterrados con cal viva en los aledaños del río Guadiaro (para ampliar esta información ir a página web de Ecologistas en Acción del campo de Gibraltar).

La playa de los Lances

Playa situada en el término municipal de Tarifa, caracterizada por presentar a lo largo de toda su extensión una amplia y peculiar depresión inundable de fondo arenoso, con un ancho variable entre los 100 y 300 m., una longitud superior a los tres Km. y un nivel del agua versátil desde unos pocos cm. hasta más de 1,50 m. de profundidad.
Esta depresión está situada entre la contra-playa y la barra costera arenosa que se hallan en este enclave. Los aportes hídricos mareal y fluvial mantienen una presencia hídrica continua, aunque de extensión, nivel y salinidad mudables.

En la cubierta vegetal de las zonas dunares se observa Barrón Ammophila arenaria y la gramínea Elymus farctus, apareciendo en los bordes de los cauces Junco Juncus maritimus y la naturalizada Spartina densiflora, estando ocupada la zona de marismas por especies halófitas como Halimione portulacoides y Sarcocornia perennis. En la zona norte existe una repoblación de Pino Piñonero Pinus pinea.

Como transformación significativa, se señala una pista desmesurada para el aparcamiento de vehículos junto al pinar, provocando que algunos vehículos aparquen sobre las dunas o se introduzcan en la playa.

Asimismo, dicha pista también se utiliza para el despegue y aterrizaje de ultraligeros, originando graves molestias a la avifauna, al igual que la presencia del camping "Río Jara" sobre el área de marismas, el cual conlleva un fuerte impacto visual y físico sobre el área de mayor valor natural del Paraje Natural, congregando numerosas personas que se expanden por las zonas aledañas.

Por último, es nuestro deber señalar que el cambio climático está ocasionando efectos perjudiciales en los humedales (principalmente reducciones de la biodiversidad); situación que en el campo de Gibraltar no quedamos ajenos, máxime cuando se tratan de humedales costeros.




Visitantes conectados: 636