Denuncia de una nueva edificación ilegal en la sierra

Mientras que las divisiones antijurídicas de fincas rústicas para la creación de parcelaciones ilegales esta casi bajo control en el término municipal de Córdoba, las edificaciones ilegales dentro de las parcelaciones fuera de regulación siguen aumentando ante la escasa determinación de los organismos públicos detentadores de la tutela urbanística y ambiental.

Ecologistas en Acción ha comunicado a las autoridades públicas competentes el inicio de lo que parece una nueva edificación - de uso y propiedad particular- de considerables dimensiones, en la parcelación fuera de regulación denominada PINAR DE TORREHORIA clasificada como SUELO NO URBANIBLE, Con Parcelación Sometida A Medidas De Paralización y Reconducción (SNU-PR).

Las actuaciones realizadas son visibles desde la carretera vecinal CV-79, vial que conecta Santa María de Trassierra con Las Ermitas. Hasta el momento de la comunicación por escrito a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, los propietarios de la parcela -unos 2500 metros cuadrados aproximadamente- han procedido a la limpieza del matorral, la poda abusiva de los olivos presentes en la parcela, el cierre perimetral con malla de 2 metros de altura y del tipo romboidal, así como a la construcción de los cimientos de la futura edificación (130 metros cuadrados de superficie, aproximadamente).

Las edificaciones presuntamente ilegales en las parcelaciones fuera de regulación que vienen a coincidir básicamente con las que están en zonas catalogadas de riesgo o del alto valor ecológico o paisajístico, concentrándose estas últimas en la Sierra de Córdoba, siguen aumentado en número. Otras tantas construidas anteriormente a la aprobación del actual y vigente Plan General de Ordenación Urbanística se han ampliado y remozado, contradiciendo abiertamente las medidas de reconducción y control establecidas en la normativa urbanística.

A la dinámica de densificación de las edificaciones en parcelas localizadas en áreas de alto valor ambiental, no combatida suficientemente por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, debemos de sumar las continuas inversiones de las comunidades de propietarios de estas parcelaciones en “mejoras” de las infraestructuras y propiedades comunes -asfaltado de caminos, reperfilado de cunetas, ampliación de la red de distribución de electricidad, señalización de las ramales o caminos secundarios, etc.). Estos dos elementos, el aumento de edificaciones y la mejora de la infraestructura comunitaria, están potenciando la propia urbanización, precisamente lo que se intenta combatir desde el PGOU.

Ecologistas en Acción exige al gobierno municipal de IU mayores recursos humanos para desempeñar con garantía la tutela urbanística, así como respecto a los criterios técnicos y la normativa en materia urbanística.

En lo que respecta a la presunta edificación ilegal, instamos al precintado de la obra y el decomisado o retirada de los materiales de construcción apilados entorno a los cimientos. Asimismo, demandamos la comunicación inmediata de los hechos a la autoridad judicial.