El Ayuntamiento apoya una urbanización ilegal

El Puerto no deja de provocar escándalos urbanísticos. Si ya es escandaloso que el Ayuntamiento permitiera la construcción de un complejo turístico sin licencia de obras en un suelo protegido como parque público (Sistema General de Espacios Libres), y la negativa de abrir los correspondientes expedientes sancionadores y de restauración de la legalidad urbanística (lo que motivó la retirada de competencias urbanísticas por parte de la Junta de Andalucía), ahora se pretende apoyar un desarrollo urbanístico en contra de resoluciones vinculantes de la Junta de Andalucía.

La demolición de Las Beatillas es exclusiva responsabilidad de la empresa que ha construido de forma ilegal; es lamentable que se den estos casos, pero la ley está para cumplirse, y las sentencias judiciales también. Rodríguez, que demuestra una vez más que representa los intereses de las empresas inmobiliarias y no el interés general de los ciudadanos, viene advirtiendo que de no permitirse el desarrollo urbanístico de Las Beatillas, el propietario podría pedir indemnizaciones. Esto es totalmente falso. El PGMO clasificaba Las Beatillas como PAU CN-1 Suelo Urbanizable No Programado, y se condicionaba su desarrollo a la Declaración de Impacto Ambiental. Esta DIA de la Consejería de Medio Ambiente fue negativa, lo que implica, por su carácter vinculante, la desestimación del proyecto y su inmediata desclasificación a suelo no urbanizable sin ningún tipo de indemnización. Posteriormente la Consejería de Medio Ambiente aprobó la Declaración Previa de Impacto Ambiental del nuevo PGMO; que prescribía la obligación de que todo el ámbito de Las Beatillas se mantuviera como suelo no urbanizable.

El llevar a Pleno un acuerdo para que JALE se comprometa a desarrollar otros proyectos turísticos en la zona (eufemismo para denominar la macrourbanización de 1.000 viviendas, un campo de golf y un centro comercial que ha negociado con el Sr. Rodríguez) es un escándalo y una total desprecio por la ley. Si el PSOE vota a favor de esta moción demostrará una vez más que está dispuesto a apoyar a IP en todo tipo de chanchullos urbanísticos, incluso en contra de sus compañeros de partido que gobiernan la Junta, con tal de mantenerse en sus poltronas de concejales. Que el sr. concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible vote a favor de un proyecto contrario a dos Declaraciones de Impacto Ambiental, sería ya la puntilla a la nula credibilidad de este señor.

Ecologistas en Acción hace un llamamiento a los señores concejales para que en El Puerto se instaure el imperio de la ley, se dejen de tomar decisiones en función de los intereses de las empresas constructoras, y se elabore un PGMO que responda a los intereses de la mayoría de la población, diseñando una ciudad con el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus habitantes y no la cuenta corriente de los especuladores urbanísticos.