Exigen medidas para reducir y reciclar residuos en Castilla y León

En la tarde de ayer, el Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León aprobó el informe del Grupo de Trabajo que durante 2 meses ha discutido el borrador del nuevo Plan de Residuos Urbanos de Castilla y León, dando vía libre al inicio de su tramitación por la Ley de Ordenación del Territorio.

En su informe, el Consejo realiza una serie de sugerencias para su incorporación al nuevo Plan, entre las que los ecologistas destacan la reducción de aquellos tipos de envases que no son susceptibles de reutilización y reciclaje, el estudio de la implantación de una tasa autonómica que grave el vertido de residuos o el establecimiento de una prioridad ecológica de materiales, que oriente sobre los menos perniciosos para el medio ambiente.

El informe también señala el interés de recoger separadamente los restos de alimentos de las viviendas para facilitar el aprovechamiento de la materia orgánica, si bien no ha existido acuerdo en el Consejo sobre la extensión a toda la Comunidad Autónoma del modelo de recogida selectiva en doble bolsa, materia orgánica y resto, que en estos momentos funciona en Valladolid capital. El borrador del Plan deja esta decisión al arbitrio de cada Consorcio Provincial de Residuos, si bien el Consejo pide que se establezcan criterios de eficiencia en el aprovechamiento de los residuos que sirvan para orientar el modelo de recogida selectiva.

Todos los miembros del Grupo de Trabajo que ha elaborado el informe han coincidido también en la necesidad de mejorar la información sobre la producción y gestión de los residuos en Castilla y León, ya que los datos actuales son poco fiables. También han pedido la puesta en marcha de experiencias piloto sobre puntos limpios y plantas de compostaje móviles, y sistemas de recogida de los residuos "puerta a puerta", en los que cada ciudadano pague por la cantidad de basura que genera.

Ecologistas en Acción valora positivamente el trabajo desarrollado en estos dos meses sobre el borrador de residuos urbanos, en el que ha participado directamente, así como la alta implicación de los responsables de la Consejería de Medio Ambiente en las discusiones, lo que sin duda marca una diferencia respecto al pobre nivel de diálogo mantenido por la anterior Consejera y su equipo de Calidad Ambiental.

No obstante, los ecologistas mantienen discrepancias sobre temas importantes como la recogida y aprovechamiento de la materia orgánica, la centralización de la gestión en plantas provinciales o el excesivo hincapié puesto en las obras e infraestructuras, que contrasta con las escasas previsiones en materia de reducción y reutilización de los residuos.

Finalmente, Ecologistas en Acción ha criticado que la aprobación del vertedero provincial de Salamanca en Gomecello se haya producido previamente a la del Plan de Residuos Urbanos que debe establecer la localización de estas instalaciones, así como el procedimiento.