Fomento promueve la descatalogación de 2 espacios protegidos

El Consejero de Fomento tramita una modificación de las Directrices de Ordenación del Territorio de Valladolid para desproteger 257 hectáreas, en el corredor Canal del Duero- Río Duero. La empresa ya ha iniciado su actividad de extracción a pesar del informe desfavorable de la Consejería de Medio Ambiente

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a la Orden FOM/28/2006, de 2 de enero, por la que se inicia el procedimiento de modificación de las Directrices de Ordenación del Territorio de Valladolid y Entorno (DOTVAENT), que tiene por objeto descatalogar el Área de Interés Paisajístico, Histórico y Agrícola (APHA) ’Entorno Duero - Canal del Duero’ y el Área de Singular Valor Ecológico (ASVE) ’Montes de Fuentes de Duero’, para su reclasificación como Suelo Rústico Común, en una superficie de 257 hectáreas en el paraje conocido como ’Taragudo Bajo’, en el término municipal de La Cistérniga.

El objeto de dicha modificación es la ampliación de la explotación de áridos ’Fuentes de Duero’ Fase V, por la empresa Áridos Rodisán, S.A., ampliación denegada por el Consejero de Medio Ambiente, en Resolución de 11 de enero de 2005, por no ser un uso permitido en las zonas APHA y ASVE protegidas por las DOTVAENT, por considerar la protección de la agricultura periurbana clave de un desarrollo sostenible y porque la extracción de zahorras, gravas y arenas se puede conseguir en otras localizaciones no protegidas.

Ahora, el Consejero de Fomento hace caso omiso a dichas justificaciones y pretende modificar la alta protección de la zona, con justificaciones como la fuerte presión humana, proximidad de núcleos urbanos y contaminación producida por las carreteras A-11 y CL-601, cuando la situación del espacio objeto de la desprotección es exactamente la misma que en el momento de aprobación de las DOTVAENT.

Un aspecto que resulta relevante a la hora de valorar la conveniencia de dicha modificación de las DOTVAENT es que el APHA y el ASVE forman un corredor ecológico de gran importancia, ya que comunican entre sí las riberas del Canal del Duero y el Río Duero, garantizando el intercambio de especies animales y vegetales entre ambos cursos de agua. Este valor ambiental no ha sido tenido en cuenta en la propuesta de modificación, a pesar de la importancia que le conceden las DOTVAENT. La disponibilidad de zonas en las que las especies animales y vegetales puedan desplazarse para migrar, colonizar nuevos espacios o realizar sus funciones vitales son un criterio básico para la conservación de la biodiversidad, y la capacidad de un territorio para el desarrollo de estos desplazamientos resulta de la máxima importancia.

La zona cuenta con unos valores agrícolas importantes, y una cifra muy superior de especies de anfibios, reptiles, aves, reptiles y mamíferos de la que figura en el informe justificativo. Tampoco habla la modificación del bosque de ribera del río Duero, propuesto como Lugar de Interés Comunitario para la Red Natura 2000, ni de la franja de protección que impuso el PGOU de La Cistérniga al Canal, al río y a la vía férrea Valladolid-Ariza. Son bien conocidas las alteraciones que este tipo de explotaciones provocan en el intercambio hídrico entre el río, los hábitats próximos y sus sustratos subyacentes, así como sus efectos directos e indirectos sobre el bosque de ribera, hasta este momento muy bien conservado.

Personados en el lugar para hacer nuestras valoraciones, descubrimos que la empresa minera ya ha iniciado la explotación en la confluencia de los caminos de Los Lagares y de Laguna de Duero, muy cerca del núcleo de Fuentes de Duero, en una superficie aproximada de 5 hectáreas, con lo que hemos presentado la correspondiente denuncia ante el Delegado Territorial de la unta de Castilla y León en Valladolid, el Alcalde de La Cistérniga y el SEPRONA de la Guardia Civil, pidiendo la paralización inmediata de la explotación y la imposición de una multa ejemplar a la empresa por infracción muy grave de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental,, que podría alcanzar los 400 millones de pesetas. El valor de la grava extraíble en las 257 hectáreas descatalogadas alcanzaría 7.500 millones de pesetas.

Recordamos que las DOTVAENT obtuvieron el premio europeo a la mejor ordenación del territorio, y que ésta sería la segunda modificación que se aprueba, no para proteger más terrenos, sino para desprotegerlos. En este caso, es inexplicable que todo un Consejero de Fomento se pliegue a los intereses particulares de una empresa minera que actúa ilegalmente, contra el criterio del Consejero de Medio Ambiente, perjudicando el interés general que fundamenta la protección de los espacios naturales y agrícolas valiosos. Actualmente, dos juzgados de Valladolid instruyen Diligencias por presunta corrupción en relación con la autorización de graveras contra varios funcionarios de la Junta de Castilla y León.