Reprobables Jornadas Universidad y Toros

Ecologistas en Acción reprueba a la Universidad de León el patrocinio de las jornadas taurinas, que se celebran en León del 1 al 4 de marzo, y pide al Rector que retire el apoyo oficial de la ULE, a unos actos que están dedicados a ensalzar y fomentar negocios privados del mundo del espectáculo, basados en la tortura, el ensañamiento con el toro y el desprecio a los derechos que todos los animales merecemos.

Ecologistas en Acción cree que desde el rectorado se está haciendo un uso abusivo de la Institución Universitaria, ya que sólo algunos miembros de la Universidad, aficionados taurinos, son los que a título individual deberían figurar como patrocinadores. No parece correcto, ni prudente, vincular la Universidad de León en su conjunto (estudiantes, profesores y personal no docente) con la exaltación de las corridas de toros: tradiciones sangrientas, que cada vez mayor número de personas rechaza e identifica con el pasado predemocrático de este país y con la institucionalización de la violencia.

También advierte de lo inconveniente y extemporáneo de presentar a la ULE como valedora de actos taurinos, porque es mayoritario el desinterés de la ciudadanía por las corridas de toros (sólo hay un 10 % de aficionados); y porque, lamentablemente a pesar de las estadísticas, el “sector taurino”, que es deficitario, sigue recibiendo subvenciones y ayudas económicas de las administraciones e instituciones públicas, es decir el “mundillo del toro” se mantiene gracias a los impuestos que pagamos todos.

Convencidos de que progreso, cultura y educación han de conjugarse con el respeto hacia el resto de los animales y que un cambio positivo de actitudes hacia ellos está íntimamente ligado a la tolerancia y al respeto por toda clase de vida; a sabiendas de que nuestra sociedad tendrá que avanzar en estos valores para alejar la xenofobia y lograr, -en un mundo globalizado-, la convivencia en paz entre los distintos pueblos y culturas: es por eso que instamos al Rector de la Universidad de León, a retirar el apoyo oficial de la Institución Universitaria a la mal llamada “fiesta nacional”, para muchos “vergüenza nacional”.

Y a que en su lugar, suscriba la “Declaración Universal de los Derechos de los Animales” aprobada en 1978 por la ONU y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación , la Ciencia y la Cultura (UNESCO).